10 Poemas de Carlos Oquendo de Amat

new York

Los árboles pronto romperán sus amarras

  y son ramos de flores todos los policías

CONEY ISLAND

 La lluvia es una moneda de afeitar

WALL STREET

La brisa dobla los tallos

de los artistas de la Paramount

El tráfico

escribe

una carta de novia 

TIME IS MONEY

Los teléfonos

Son depósitos de licor

Diez corredores

desnudos en la Underwood

28 PISO

CHARLESTOWN

RODOLFO VALENTINO HACE CRECER EL CABELLO

NADIE PODRÁ TENER MÁS DE 30 AÑOS

(Por que habrán disminuido los hombre 25 centímetros

        y andarán oblicuo sobre una pared)

Mary Pickford sube por la mirada del administrador

                                                                                          Para observarla

HE SA LI DO

RE PE TI DO

POR  25 VEN TA-

   NAS

debajo del tapete hay barcos

 No cantes española

que saldrá George Walsh dentro la chimenea

AQUI COMO EN EL PRIMERO NADA SE SABE DE NADA

100 piso

El humo de las fábricas

retrasa los relojes

los niños juegan al aro

con la luna

en las afueras

los guarda bosques

encantan a los ríos

Y la mañana

se va como una muchacha cualquiera

en las trenzas

lleva prendido un letrero

———————-

|    SE ALQUILA    |

| ESTA MAÑANA |

——————

(1925)

Campo

El paisaje salía de tu voz
y las nubes dormían en la yema de tus dedos
De tus ojos cintas de alegría colgaron
la mañana
Tus vestidos
encendieron las hojas de los árboles
En el tren lejano iba sentada
la nostalgia
Y el campo volteaba la cara a la ciudad.

Poema del mar y de ella

Tu bondad pintó el canto de los pájaros

y el mar venía lleno en tus palabras
de puro blanca se abrirá aquella estrella
y ya no volarán nunca las dos golondrinas de tus cejas
el viento mueve las velas como flores
yo sé que tú estás esperándome detrás de la lluvia
y eres más que tu delantal y tu libro de letras
eres una sorpresa perenne

Dentro de la rosa del día.

ambeeres

             las cúpulas cantaron toda la mañana

Y la casa Nestlé

ha pavimentado la ciudad

El cielo de pie espera con su gorrita a cuadros

espera

l

   o

    s

      p

       a

         s

           a

            j

              e

               r

                  o   s

DE AMÉRICA            DE AMÉRICA 

Las señoritas

con sus faldas plegadas de noticias

y sus ojos receptivos de celuloide

Los curiosos leen en sus ojos paisajes de América

           y el puma que abraza a los indios con sus botas

s  u  r  t  i  d  o  r  e  s    d  e    o  r  o

Por supuesto de sus labios

 volará una cacatúa

En Amberes

                                  El calor es como un pensionista

Amberes

Es la ciudad lírica     Es la ciudad elástica

Es la ciudad sin distancias

las calles son tirantes de goma

Los niños en la primaria aprenden el problema de la ubicación

y así como ponerse el sombrero

(acto mecánico)

basta con estirar una esquina

para sentirse proyectado de la escuela a la puerta de las dulcerías

Amberes

en un vino de amistad

es el postal del mundo

ahora

Los navíos educados

regresan a sus nidos

y hay saludos para América

en las fuentes de agua.

(1925)

Oquendo de Amat (en el auto) y Adalberto Varallanos

Poema del manicomio

Tuve miedo

y me regresé de la locura

Tuve miedo de ser

una rueda

un color

un paso

PORQUE MIS OJOS ERAN NIÑOS

Y mi corazón

un botón

más

de

mi camisa de fuerza

Pero hoy que mis ojos visten pantalones largos

veo a la calle que está mendiga de pasos.

(1923)

poema

Para ti

               tengo impresa una sonrisa en papel japón

               Mírame

               que haces crecer la yerba de los prados

               Mujer

               mapa de música   claro de río    fiesta de fruta

                    En tu ventana

               cuelgan enredaderas de los volantes de los automóviles

               y los expendedores disminuyen el precio de sus mercancías

                 déjame que bese tu voz

                        Tu voz

               QUE CANTA EN TODAS LAS RAMAS DE LA MAÑANA

(1925)

puerto 

           El perfume se volvió un árbol

                       y vuelan los colores

                       de los transatlánticos

                En el muelle

                de todos los pañuelos se hizo una flor

                Va cantando la música lineal de un bote

                y el calor pasta la luna

             De una taberna

             un marinero

             saca de las botellas cintas proyectadas de infancia

             Él es ahora Jack Brown que persigue al cow-boy

             y el silbido es un caballo de Arizona

                 UN SUSPIRO DETRAS DE LA MAÑANA

              Y para que se ría

                  la brisa trae

                  los cinco pétalos de una canción

(1925)

réclam

Hoy la luna está de compras

Desde un tranvía

el sol como un pasajero

lee la ciudad

las esquinas

adelgazan a los viandantes

y el viento empuja

los coches de alquiler

Se botan programas de la luna

 (se dará la tierra)

película sportiva pasada dos veces

L                                                          s

o                                                     m

s                                                u

p                                           b

e                                      l

r                                 a

f                            n

u                       e

m               r

e        b

s   a

de miradas internacionales

El policeman domestica la brisa

y el ruido de los clacksons ha puesto los vestidos azules

Novedad

Todos los poetas han salido de la tecla U. de Underwod

u

n

a

c

e

n

s

o

r

compró para la luna 5 metros de poemas

(1923)

madre 

Tu nombre viene lento como las músicas humildes

y de tus manos vuelan palomas blancas

Mi recuerdo te viste siempre de blanco

como un recreo de niños que los hombres miran desde aquí distante

Un cielo muere en tus brazos y otro nace en tu ternura

A tu lado el cariño se abre como una flor cuando pienso

Entre tí y el horizonte

mi palabra está primitiva como la lluvia o como los himnos

Porque ante ti callan las rosas y la canción

(1925)

BIOGRAFÍA

tengo 19 años

y una mujer parecida a un canto

(1925)

Carlos Augusto Luis Humberto Nicolás Oquendo de Amat ( Puno, Perú, 17 de abril de 1905- Navacerrada, Madrid, España, 6 de marzo de 1936) está considerado uno de los mayores escritores peruanos de todos los tiempos.

Cinco metros de poemas” fue el único libro publicado por Oquendo de Amat en 1927. La obra sorprendió a todos. El título proviene del cuarto poema del libro, nombrado «Réclam», en cuyo último verso se lee: compró para la luna 5 metros de poemas. Se trataba de un conjunto de poemas de intensos versos (escritos entre 1923 a 1925) publicados en una sola hoja plegada en un listón que debía, según su consejo, leerse “como quien pela una fruta”. Para mucho parecía una rollo de papel higiénico de los de ahora o un contómetro de 24 centímetro de ancho y que a lo largo medía 5 metros y 16 centímetros en aquella primera publicación, en Lima, en 1927, por la Editorial Minerva. Al abrirse, deja ver el panorama de poemas que corren uno detrás de otro, a manera de una película de cine y en la que cada poema es una imagen casi onírica de un mundo extraño pero sugerente, fotogramas con escenas que se suceden de una belleza incomparable. Como todo lo bueno los críticos ocultaron el libro aduciendo que se trataba de una chifladura. Así fue olvidado por décadas y hoy se le considera entre los más importantes libros de las vanguardias mundiales y a Oquendo de Amat como un poeta magistral.

Enlaces de interés :

https://5metrosdepoemas.com/index.php/oquendo-de-amat/24-de-puno-a-lima/255-carlos-oquendo-de-amat-5-metros-de-eternidad

https://rua.ua.es/dspace/bitstream/10045/13378/1/ASN_13_14_16.pdf

Hola, 👋
Bienvenid@s a PoetryAlquimia.org. Un espacio donde las voces poéticas del mundo resuenan con fuerza.

Suscríbete a nuestro boletín para recibir las nuevas aportaciones poéticas.

Deja un comentario

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑

Descubre más desde Poiesis/ποίησις

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo