4 Poemas de Montserrat Vayreda

La son

La son xucla el pensament,

deixa la vida suspesa,

nua de goig i tristesa,

sense passat ni present.

Quan arriba, lentament

dels nostres sentits fa presa

i amb una dolça escomesa

neutralitza el moviment.

Dilueix dubte i record

i callada com la mort

al repòs dóna acollida

fins que torna a ser demà

i ens deixa en el despertar

damunt el cor de la vida.

Marcada per la terra on he nascut,

Oberta com és ella, vull ser clara.

No pretenc posseir altra virtut.

Tot el que tinc m’és prou. Adés i ara

Somnio obrir camins entenedors,

Els que tothom podrà seguir algun dia.

Retinc als ulls la força dels colors,

Respiro de la terra l’alegria,

Avanço enmig dels versos, que són flors

Tallades al jardí de la poesia.

Vull sentir-me vibrant i receptiva

Amb el sol, el meu sol, sempre a la mà.

Yacht sense moll, no vaig a la deriva

Retrobo sempre el lloc on ancorar.

Espero, crec, afirmo, i de vegades

Desitjo el ritme intens de les onades

Acompassar-hi el meu i fer-lo clar.

I si pogués, amics, ai, si pogués

Treballar més per a poder després

Reposar en el repòs fet herba blana!

Un vers a flor de boca, que restés

Labiat com petita flor boscana,

La pau a prop de tots els meus rosers

Or de blat i de sol a la vessana.

La meva vida no desitja més.

Te amo. Lo repito 
cada día 
como el tiempo repite en sus latidos 
el paso de las horas. 
Y por amarte, sufro 
sufro porque no tengo a cada instante 
tu cálida presencia, 
porque ignoro en quién piensas 
cuando de mí estás lejos 
y qué hacen tus manos 
cuando no pueden 
acariciar las mías. 
Te necesito ¿Sabes? 
como el pan que me como 
como el aire en que me muevo. 
Me enciendo como el sol 
cuando te miro 
lloro como la lluvia 
si te alejas, 
y todas mis estrellas se me apagan 
y todos mis rosales se deshojan 
si no escucho tu voz. 
Y no me basta sabes, recordarte 
necesito el apoyo de tu cuerpo 
la hondura de tus labios 
Y el fuego de tu instinto. 
Sufro por esos días 
que llegan sin traerme tu presencia, 
por esa soledad que me aprisiona 
en invisibles rejas 
si renuncias a verme; 
por todo 
lo que podría ser y que no es, 
por todo 
lo que sueño y deseo inútilmente. 
Y me basta saberte 
viviendo, respirando 
mis palabras. 
Y temo perderte y no encontrarte; 
en el ardiente clima de mi amor. 


La vida se desborda, se desata 
por los caminos de mi sangre 
cuando llegas 
y vienes a mi encuentro 
y si te vas, la sed, ferozmente 
me azota, hasta que siento 
que las heridas –labios insepultos- 
sorben el agua obscura de mi llanto 
No digas que me amas 
como yo te amo a ti 
me mentirías. 
el amor que me sientes 
es tan solo un espejo 
que refleja una parte 
del que yo te he hecho mío 
a través de mis años más hermosos 
Sin ti ya no hay caminos 
que sirvan a mi paso 
ni noches que merezcan obscurecer mis ojos 
que encendiste al mirarme, 
ni tallos que resistan ser cortados 
inesperadamente 
por esas manos mías – esas flores- 
que morirán tan solo 
cuando olvides regarlas 
con el puro contacto de las tuyas. 
Te amo por todo cuanto niegas, 
por todo cuanto das, 
por lo que olvidas y recuerdas, 
lo que gozas y sufres, 
lo que dices y callas, 
y porque solo tu 
has dado vida al árbol de mi amor 
y solo tu 
podrás talar sus ramas. 
---------------------------------



¡No me culpes a mí!

Si quieres ven conmigo

por el pequeño camino

que va a la montaña,

si quieres ven conmigo.

El sol se alzará

sobre nuestras cabezas,

la vida será

plana como la mano.

Veremos campesinas

sobre cada campo,

de las flores más solas

yo te haré un ramo.

Si un beso se enreda

en medio del satén

de tu mejilla

¡no me culpes a mí!

No em culpis a mi!

Si vols vine amb mi

pel petit camí

que va a la muntanya,

si vols vine amb mi.

El sol s'alçarà

sobre les nostres testes,

la vida serà

plana com la mà.

Veurem camperoles

damunt cada camp,

de les flors més soles

jo te'n faré un ram.

Si un petó s'enreda

enmig del satí

de la galta teva

no em culpis a mi!


Montserrat Vayreda i Trullol (Lladó, Girona, España,28 de agosto de 1924 – Figueres, España,8 de noviembre de 2006). Poeta y escritora. Perteneciente a una familia de artistas e intelectuales, nieta del botánico Estanislau Vayreda por la rama paterna y del poeta Sebastià Trullol, por la materna, cuya influencia hizo que ella misma se inclinara hacia la poesía.

Se da a conocer el 1955 con el poemario Entre el temps i l’eternitat y, posteriormente, el 1965, publica Ofrena de Nadal, libros poco publicitados a causa de la dictadura franquista. También es antologada por Carmen Conde el 1967 en Poesía femenina española, (1967) y ha mantenido una estrecha relación con poetas en lengua castellana. A lo largo de los años cincuenta y sesenta participa en muchos certámenes poéticos y es nombrada Mestre en Gay Saber en los Juegos Florales de la Ginesta d’Or, de Perpinyà, y en el Felibritge provenzal. Más tarde publica Els pobles de l’Empordà (1984), libro en que dedica un poema a cada uno de los pueblos de esa comarca.

En prosa tiene, sobre todo, libros descriptivos como L’Empordà màgic (1988) y La màgia del Baix Empordà(1990), así como catálogos de exposiciones (Exposició antològica de Josep Bonaterra, 1984). Además, colabora en las revistas y en los periódicos PresènciaEmpordàVida parroquialL’ocell de paper y Revista de Girona.

Montserrat Vayreda ha realizado una importante tarea de animación cultural y, con Carme Guasch y Carles Fages de Climent, inició las Fiestas anuales de la Poesía de Figueras y la promoción de actos de homenaje a figuras ampurdanesas o vinculadas al Empordà.

Fue socia de honor de la Associació d’Escriptors en Llengua Catalana.

Enlaces de interés :

http://www.revistadegirona.cat/recursos/1986/0115_008.pdf

Hola, 👋
Bienvenid@s a PoetryAlquimia.org. Un espacio donde las voces poéticas del mundo resuenan con fuerza.

Suscríbete a nuestro boletín para recibir las nuevas aportaciones poéticas.

Deja un comentario

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑

Descubre más desde Poiesis/ποίησις

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo