12 Poemas de Magda Portal

Gracia plena

¡Cómo tiemblas en mi alma,
cómo tensas mi joven piel rosada,
cómo me agitas toda y tremes, cómo
jadeas en tu encierro de carne deslumbrada!

y lates, y golpeas y emocionas,
corazón, nervio, ala inquieta,
verdadera y tangible carne clara,
con voluntad, entre mi carne quieta.
¡Dios mío! Cómo vibra, cómo tiembla,
como golpean sus nudillos llenos
de impaciencia la puerta
cerrada de mi vientre y mis senos…

Me asombra, yo que vengo de tan lejos,
golpeándome los lados de la frente
y dando tumbos contra la pared,
me asombra cómo de repente
te introdujiste tan al fondo de
esta carne dura, impenitente,
y la ablandaste y la obligaste a ser
tu cálida prisión
que pronto has de romper…

¡Dios mío!…….Y yo le he dado gota a gota,
la miel del interior de mi colmena,
su celeste sabor llena su boca,
toda su carne está en mi alma llena.

¡Dios mío! y yo le mezo, y yo le canto,
en su urna de carne rosada, que
de sostenerle y abrazarle tanto,
siento dolor…

De Ánima absorta (1920-1924)

Circulos violeta

Humareda de angustia hasta ahogar las lágrimas de las estrellas
Caminaba por el camino sin direcciones, estremecida por los fantasmas
de la neurastenia
Y es que en el fondo de las entrañas, con un chisporroteo tenue, sintió
el hervor de una vida que no era la suya
AMOR—
Pero es que el Amor encierra la única razón del HIJO?
Ya debiera encenderse dos ojos profundos la ceguera criminal de la
Naturaleza
Para qué?
Todas las noches mirándose en el espejo de su carne —fatigada y enferma
por el proceso lento, se le apretaba el corazón —y hubiera querido, con el
espíritu de rodillas, amanecer como si fuera todo un sueño
PARA QUÉ?
Le quemaba el hierro de la pregunta
Sus pulmones mordidos por la tuberculosis, su soledad, su vida sin
objeto, vagabunda en la vastedad hostil de la tierra
Para qué pues el hijo? La prolongación de las lágrimas  mudas, del
abandono, del extravío? La prolongación de las miserias del mudo!
Y la negación rotunda no le rasgaba las entrañas
Todos los días hervía un poco más aquel fermento del acaso
De sus ojos brillantes y lánguidos salía a bailarle en las orejas y en la cara
extenuada
Y en verdad sentía como si llevara en su vientre todo el dolor de la
humanidad
Los fantasmas de neurastenia le hundían sus dedos en las cedillas del
cerebro
En sus ojos empezaron a inmovilizarse los paisajes más rojos

Cuando llegó la hora, cayeron sobre sus pupilas los telones de la indiferencia
Le miró curiosamente —como una muñeca de biscuit
Tenía claridad de aurora en las pupilas, y las carnes suavemente rosadas
—Era una niña
Lloraba —estremeciendo la dulce masa de su carne
Le envolvió en unos trapos y se echó a andar por las calles —como siempre,
no llevaba dirección
Al fondo divisó en su mole blanca, el Hospicio de Huérfanos —Retrocedió
—Incubador de esclavos y asesinos
Caminó en sentido contrario —La masa negra del río, tan profunda y
tan negra, que parecía inmóvil, copiaba al panorama del cielo
Le miró largo rato recostada en un árbol
Después envolvió a la niña en su amplio abrigo, y  sencillamente, la arrojó
El río se abrió en un punto para dejar  pasar a la huésped —y se volvió
a cerrar
Solo un instante se quebraron las estrellas en sus ondas revueltas
La MADRE tomó el regreso a su posada —bañada de indiferencia—
Se insinuaba la aurora —como en los ojos de la niña
Todos los pájaros lloraban

Magda y su madre Rosa Amelia, Gloria del Mar y su bisabuela

Digo…

Digo malditos sean
los que te niegan el derecho al canto
los que no dejan que alumbre la yerba ni la espiga
ni vibre el aire con la voz del niño.

Digo malditos los que medran con tu dolor y el mío
los infecundos de belleza
los que roban sus dones a la vida
los de las manos pútridas de sangre
que han esterilizado toda tierra.

Los que hicieron los llantos de Hiroshima
y su silencio y los que mutilaron Nagasaki
y están lloviendo su odio sobre Cuba.
Los verdugos de Argelia
y del Vietnam
y de los campesinos de mi tierra.

¿Dónde poner ahora la esperanza?
¿Dónde la dulce flor de la sonrisa
de las madres que gestan y amamantan
si caminamos al azar heridos
de muerte?
ni sabemos
la dirección de su puñal….su aliento
envenenado su siniestro y certero acometer.

Ellos inventan cárceles y muros
fabrican piedra a piedra la vergüenza
erigen sus altares de ignominia
son los amos del miedo

y la sospecha.

Desde el principio de los tiempos
ellos marcaron las fronteras.

Pero dicen palabras…..y palabras
dicen «la libertad» «el progreso» «la justicia»
«la paz» «la convivencia».

Ellos alquilan líderes
subastan las conciencias

y fabrican sus héroes de trapo
para que el pueblo los admire y crea.

Suprímete el pigmento…..hermano negro
deja el poncho…..la ojota…..viejo indio
esconde tu hambre secular
arranca tu raíz oscura
y macera tu piel
si has de sentarte a su banquete
y apréndete palabras extranjeras
entiende su lenguaje
obrero…..campesino…..chino…..negro
de Puerto Rico o del Japón
de Nueva York….o del Brasil.

Ilota de tu propia tierra
trashumante de latitud en latitud
te saben de memoria los caminos del mundo
apátrida…..andariego
transpones las montañas
cruzas los ríos…..hollas las selvas
ubérrimas…..e inhóspitas
te traspasa el anofeles….o la silicosis
o nada más el hambre herrumbra tus pulmones
en las barriadas marginales
donde no cabe más miseria.

Mientras ellos siguen batiendo sus banderas
proclamando doctrinas
y dogmas……y principios
para que en su nombre te sigan exprimiendo
los jugos humorales
la…..luz….la voz…..el aire
los anhelos.

Ellos mutilan las palabras
quiebran los signos
borran las estrellas
hacen amargo el pan
y te niegan el sueño.
Te siguen….te persiguen….y te acosan
y te señalan con el dedo.

Noche a noche se enciende el firmamento
con los reclamos luminosos
de las bombas atómicas
y aunque huyas…..y te sumerjas en la tierra
te seguirá la muerte roja
se elevarán los hongos gigantescos
y cubrirá la atmósfera
las radiaciones deletéreas.
Tus hijos y tus nietos recojerán la herencia
mutilados…..deformes…..enloquecidos…..o
simplemente…..inmersos
en la gran noche de la inconsciencia.

Sólo que ellos también respirarán veneno
y tendrán miedo
y entonces sí se habrá cumplido la justicia
equitativa ciega
ellos tendrán su propia muerte
fabricada por sus propias manos
cruel….sin tregua.

Homicidas…..hipócritas…..traidores
profetas del horror
por eso digo
malditos sean por los siglos de los siglos.
A m é n.

De Constancia del ser (1965) 

Cesar Vallejo

César Vallejo se nos fue muriendo
todos los días      poco a poco
Se moría a pedazos

Primero se murió en Santiago
de Chuco      luego en Trujillo
y después
se murió tras los barrotes
de una cárcel de aldea

La madre      las hermanas
y aquella dulce Rita
de junco y capulí
y el padre      hacedor de sus huesos
y nada más
todos fueron muriéndolo
y antes y siempre
la roja llaga del Perú
sangrándole
por todos los costados

No podía vivir así

Apurando sus hieles
se fue      a París      a España
Hambre de ser
de ver el Sol desde otros horizontes
los paisajes      los hombres
sus ansias de vivir sus sueños

Hambre de      pervivir
de vivir y sufrir
por quienes      y por todos
Hambre de recrearse aupándose
sobre sí mismo
hambre de hombre integral

Nadie sabía mucho de Vallejo
apenas los amigos      algunos
los poetas tal vez
que es otra forma de amistad
tal vez los enemigos
¿tenía acaso César enemigos?
pero él seguía con su muerte a pausas
a retazos
moría diariamente sin esperar el día

Cuando dejó el Perú
se fue tras de su muerte

Dudas

tengo una hermana así pequeña

es mi hermana menor

la póstuma de dichas

a veces le adivino los silencios que se extienden

las sonrisas a medias

el miedo que la inunda

¡cuando me ve ya muerta!

¡tantas veces he muerto! ya no recuerdo cuántas

trata de defenderme

y defenderse ella

con su débil afecto intransferible agobiada vencida íngrima

de esperanzas

de cansancios de sueños

los soñados despierta

llega a sentir el peso de la vida y el miedo de mi muerte

¡si pudiera quedarme aún un poco más!

morir y no morir

asida a la ternura a las horas que pasan

como el reloj de arena

solo que nadie invierte su caída y sigue deslizándose sin tregua

¿cómo será cuando no esté mi sombra

mi presencia

mi silencio mi nada

mi paso por la tierra?

ella lo intuye

y tiembla

y no poder decirle

voy a quedarme para siempre

y devolverle el aire

y el aliento

o tal vez no tal vez

lo que ella teme es eso

que no me vaya nunca con esta eternidad

de mis días sin días que pasan como río

profundo sin moverse

apenas
(1979)

 Obra poética completa (2010)

Estar aqui…

Estar aquí…
…………………..conmigo misma y sentirme en mi
.propia presencia
……………………..YO en el instante yo sin
desdoblamiento ni identidad posible ¡qué tremenda es la
conciencia del yo! no estamos atados a nadie…..somos
una isla en el mar de los demás seres humanos y nada
puede penetrar, traspasar este yo que tampoco se puede
dar porque es indivisible
…..El yo es el misterio de la vida
…..La conciencia del ser su descubrimiento es el mayor
asombro que pueda experimentar el hombre, el ser
humano
……Todos huyen del yo…..nadie quiere enfrentarlo,
descubrirlo agazapado en la conciencia, nadie quiere
mirarse en el espejo terrible de su yo
……El yo armado de la intuición, del presentimiento,
de la premonición, de la videncia
……El yo lleno de subterráneos, de cavernas inéditas,
de luces deslumbradoras y de sombras tan densas que es
como rodar hacia las simas más aterradoras
……Cuando este Yo termine, no habrá otro yo en el tiempo
que me reemplace, que asuma mi presencia, que mire con
mis ojos y sufra y goce y sienta la soledad tremenda de ser
única sin posibilidad de identificarse con otro yo, inasible
……Yo me poseo a mí misma, me encuentro y me interrogo
y me quedo perpleja de no encontrar respuesta. ¿En
dónde reside la conciencia del ser, de mi yo? ¿en el
cerebro, en el corazón o en la concavidad del pecho….que
se agita angustiado ante el oscuro misterio del ser?…Pero
……el yo sigue intangible rodeado de murallas que nadie
penetra, aislado del mundo. Estoy rodeada de seres
extraños, ajenos a mí misma, nada nos vincula, nuestros
caminos son divergentes. No hay encuentro posible.
¿Cuál es la razón de vivir? ¿para qué se ama, se procrea,
se edifica, se crea de la nada si el yo magnífico en su
identidad es sólo miserable momento de existencia que
se extingue junto con la materia que recubre su pensamiento?
……¿La vida no es sino una desaforada carrera hacia la
muerte, en cuyas negras aguas se ahoga toda posibilidad
de pervivencia?
……Por eso las religiones consuelan al ser humano de la
abrumadora certeza de la extinción definitiva.
……Sobre la muerte sólo queda el olvido….que es la
segunda muerte.
……¿Pero qué importa el recuerdo ante la ausencia
definitiva?
……¿Qué importancia tiene tener quien le recuerde si ya no
habrá quien responda al reclamo, a la amistad o al amor?[1986]

De Poesía interdicta (Obra inédita, 1965-1988)

Mujer

Mujer de ásperas manos….anchas manos
……..rubricadas de venas varicosas
……..para quien amanece antes del alba
……..para quien nunca acaba la fatiga
……..mujer encinta siempre….resignada
……..alumbras vidas al azar
……………………………………..sin ton ni son
……..sin pan bajo el brazo
………………..ni camino trazado

……..para ti no se hicieron los halagos
……..ni los cines de lujo
……..tu jardín es la tierra
……..las avenidas sin pavimento
……..las calles sin veredas
……..con charcos malolientes
……..donde juegan los chicos
………………………………………y pelean
……..y patean pelotas de trapos sucios
……..y a veces oscurece más temprano
……..porque ni el Sol alumbra un poco más
……..para suplir al alumbrado público
……………que no existe en tu barrio

………………..A veces sueñas
……..¿cómo será una casa limpia
…………………la comida caliente….sin apuros
……………………..la silla buena
……..para sentarte sin que nadie te quite
……..sin que nadie te obligue a levantarte
……..venciendo tu cansancio
para ir a servirles?

¿Cómo será no oír los gritos destemplados
…………del marido o los hijos
exigiendo
…………..cargando
………………………resoplando
maldiciendo?

…..NO…..nadie ha de saber
que a ratos piensas
que a ratos tienes un extraño fulgor
en los opacos ojos desvelados
que miran lejos columbrando distancias

…………Traspasando los muros
de tu vivir sin horizontes
donde tal vez el aire sea solo tuyo
el aire a respirar a todo pecho
…..y el mar quizá……tal vez
………….¡el mar tan lejos![1975]

De Poesía interdicta (Obra inédita, 1965-1988)

Liberación

Un día seré libre, aún más libre que el viento,
será claro mi canto de audaz liberación
y hasta me habré librado de este remordimiento
secreto que me hunde su astilla al corazón.
Un día seré libre con los brazos abiertos,
con los ojos abiertos y limpios frente al sol,
el Miedo y el Recuerdo no estarán encubiertos
y agazapados para desgarrarme mejor.
Un día seré libre… Seré libre presiento,
con una gran sonrisa a flor de corazón,
con una gran sonrisa como no tengo hoy.
Y ya no habrá la sombra de mi remordimiento,
el cobarde silencio que merma mi emoción.
Un día habré logrado la verdad de mi Yo!

Canto proletario

“La vida es de los felices”
amanece en todos los pregones callejeros-
rueda la mañana sobre el asfalto de la tierra ululante y caliente
al extremo de la ciudad,
los árboles saludan al obrero, con sus ramas estremecidas
por la alegría del viento vagabundo, el gran libertario.
Como un dolor sigue la sombra la silueta del hombre
que desemboca en la ancha puerta de la fábrica
allí -el humo acaecido en las máquinas, el gemido de las poleas
bajo la presión del pensamiento humano,
balcones a la eternidad,
los ojos siguen la labor constructora
y toda fábrica es una sola maquinaria de empuje formidable
como un titánico organismo
que mueve el “motor maravilloso”
de los cerebros de cien hombres unidos
el hermoso espectáculo del cerebro
y el músculo en acción!
El sudor les decora la cara
como otra sonrisa que se tuesta en los labios apretados
de anhelo,
la fábrica lo es todo:
la ESPERANZA y la CÁRCEL
Todos los días son MAÑANA
para el obrero que los lleva apretados
al corazón como la imagen de la madre
LIBERTAD!
estandarte del Hombre!
el Sol espera la salida de la fábrica
desde el horizonte sus anchos brazos de luz
saludan el dolor del obrero vencedor de la Vida.

Madrugada en la carcel

500 días, 500 martillazos
hora a hora, sobre el yunque del alma.

Madrugada. Una de tantas madrugadas
en que es inútil llamar al sueño,
en que es inútil botar, como a una mosca
al pensamiento

Afuera hay una madre pequeña
¿cuántas madres?
y una hija muerta de frío.
Cuando se habla de mí, se habla en voz baja
como si hicieran daño las palabras.

Un gallo ronca su canción
sobre el interminable silencio;
yo estoy un poco enferma,
pero no hay quien me alcance
la medicina del recuerdo.

No estoy sola: 4 paredes
y retratos. Víctor Raúl, mi hija
y alguien más que ya no sé quién es
así se ha ido solo, como vino
Mi cama, algunas sillas y una mesa,
algunos libros y una estrella.

Todo tiene mi roce, todo tiene mis dedos,
y mis palabras mudas
500 días imprimirán mi espíritu,
fluido mágico, han de quedar mis huellas.

Aquí se come por comer, y se lee
para no estar tan sola,
¿hay soledad mayor que la de estar
con gentes raras que no saben qué hablar,
que no saben sino quejarse,
como animales heridos?

Pero la Noche es mía toda entera,
¡la Noche! Qué interminables diálogos
sostenemos las dos, hasta agotarnos.
Ya la Noche me entiende,
y me despierta a la hora convenida
para iniciar la interrumpida plática
sobre mis esperanzas y mis recuerdos,
el ayer y el mañana, porque el hoy es vacío
la esperanza también es un recuerdo.

Reloj del tiempo estás echándome
sobre la cara tus arenas,
voy a salir como una monja gris,
con las manos cruzadas sobre el pecho…

¿Que no hace nada la prisión?
Para el que nunca la ha sufrido, quizás.
Este saberse de memoria todas las cosas,
las palabras, las caras,
los idénticos ruidos de las barras
que aseguran las puertas!
Todo. Y uno como una sombra
seguida por tantas miradas,
¡a pesar de que para la calle hay tantas rejas!

¿Quién estará pensando en mí ahora?
Nadie. Tal vez sueñe mi hija
con mis manos, tapándole la espalda.
La pequeña que apenas me conoce,
pero que ya se esfuerza por entenderme,
¿qué pensará de todo esto?
¡Su madre en la prisión y ella tan sola!
Tener que hacerse fuerte desde ahora
y comenzar a defenderse.

¡Cómo es de trágico el destino
para los niños de este tiempo!
Huérfanos, por la prisión o por la muerte,
da lo mismo,
privados de todo, hasta
de la parca ternura,
sin aspavientos, restringida,
que es todo lo que damos los pobres.

De todo. ¿Y nosotros?
Toda la juventud entre rejas
o perseguidos o en destierro,
llevando a cuestas nuestro dolor
y en los labios, nuestra protesta.
Trashumantes sobre la tierra inhóspita,
plagada de seres egoístas
que nos miran como apestados,
y para quienes somos en todas partes
“el peligro social”.

Todo por querer luz para nuestras covachas,
por un poco de pan para nuestras mesas,
y por un poco de alegría y de paz
para que nuestros hijos no crezcan
con las caras marchitas y los ojos tristes,
donde la risa más parece una mueca.

¡500 días! Mas, ¿qué importa?
Han de pasar      todavía soy joven
y espero,
con la esperanza de los fuertes.

1935 en Prisión

Que traspasen los Andes sus murallas

Que traspasen los Andes sus murallas
viejas de tiempo y de tragedia
que crucen los caminos de los Incas
que recorrió Túpac Amaru
los ríos tumultuosos
los valles y las altas sierras
que hiendan los oídos de los pueblos
arrinconados en su inercia
y se estremezca la raíz profunda
a la sangre del Perú su raza
Hay que decir palabras como puños
en mitin de protesta
palabras como piedras
palabras como flechas
Alzadas a los cielos
semejarán banderas desplegadas
agitadas o tensas
y se oirán en el rugir del viento
por encima del mapa del Perú
y sobre el mar y más allá
señalando la ruta de los hombres
por los senderos nuevos

Noche

círculo de mis pensamientos

donde dan vueltas desesperadas las mariposas
neurasténicas-

ruidos indiferentes
para aunarse al estrépito con que golpean las
paredes de mi cráneo
todos los ruidos

A l e g r í a
la de mis dos pupilas

ventanas a una casa de locos
la de mis recuerdos de enantes
apiñados en las altas de mis sentidos
como pájaros sobre postes eléctricos

i mis brazos
afilados y firmes

tendidos hasta tocar las paredes de piedra
de la muerte

María Magdalena Julia del Portal Moreno (Barranco Lima, Perú, 27 de mayo de 1900 — Lima, 11 de julio de 1989) Poeta, narradora, activista social y miembro fundadora del APRA. En este partido militó durante veinte años (1928-1948). Fue la primera poeta mujer de la corriente vanguardista, no solo del Perú sino de toda Hispanoamérica. Destacó por su activismo social, particularmente a favor de los derechos civiles de las mujeres y los indígenas. Fue la primera representante del feminismo militante en el Perú y la primera directora del Fondo de Cultura Económica en Lima y presidenta de la Asociación Nacional de Escritores y Artistas.

Hija de Rosa Moreno del Risco y de Pedro Pablo Portal Ortega. Quedo huérfana de padre a los cinco años, su madre viuda con 4 hijos se volvió a casar pero enviudó de nuevo al poco tiempo y Magda tuvo que ponerse a trabajar. Con 17 años estudió en la Universidad Mayor de San Marcos como alumna libre. Allí trabó amistad con varios jóvenes intelectuales, algunos de los cuales llegarían a ser notables poetas y escritores, como Cesar Vallejo.

Con 23 años ganó el primer premio en los Juegos Florales de la Universidad Mayor de San Marcos con tres poemas titulados Nocturnos, era uno de los premios literarios mas importantes de aquel tiempo y al acto, en el Teatro Municipal, haba sido invitado el propio presidente de la Repblica, pero la organización al ver que era una mujer, le dieron el primer premio al segundo y a ella le otorgaron un premio especial, discriminación que hizo que no saliera a recoger del premio.

Se casó con Federico Bolaños, poeta y publicista con quien tuvo una hija, pero se divorció y se convirtió en pareja del hermano de éste, Reynaldo Bolaños, también poeta, más conocido por su seudónimo de Serafín Delmar. Junto con ellos publicó la primera revista literaria vanguardista del Perú, Flechas (1924).

Magda Portal y su compañero Serafín Delmar fueron implicados en un supuesto “complot comunista”, siendo desterrados ambos por el gobierno de Leguía (1927) a Cuba y México, donde entraron en contacto con el movimiento intelectual de vanguardia, al mismo tiempo que trabajaban en apoyar la construcción de las bases apristas en ese país. Se afilió al APRA (1928) fundado por su amigo Haya de la Torre, y efectuó una gira por las Antillas y Colombia, para dar a conocer los planteamientos apristas.
Pasó a Chile y regresó al Perú tras la caída del presidente Leguía (1930). Fué secretaria de asuntos femeninos del comité ejecutivo nacional del Partido Aprista Peruano y defendió los derechos de la mujer, incluyendo el derecho al voto lo que unido a su oratoria brillante y apasionada la hizo muy popular. 
Logró esquivar la persecución del gobierno sanchecerrista, lo que no ocurrió con Serafín Delmar, que fue capturado y sentenciado a 20 años en prisión, afortunadamente solo cumplió la mitad de su condena, al ser indultado por el gobierno de turno, presionado por la intelectualidad continental.

Serafin Delmar salió de prisión el 28 de enero de 1942. Poco después se desafilió del Partido Aprista y Magda Portal y Serafín se separaron.

Durante el gobierno de Benavides Magda Portal fue detenida en Chiclayo (26 de noviembre de 1934). Permaneció 500 días en la cárcel de mujeres de Lima. Al ser liberada, marchó hacia Bolivia. De allí pasó a Chile, donde se estableció e incluso fue amiga de Salvador Allende.En 1945 regresó a Perú y viajó por el país dando discursos políticos y conferencias, atrayendo a multitudes.

Su única hija, Gloria, con 23 años se suicidó de un balazo en el corazón, el 3 de enero de 1947 lo cual  marcó profundamente a Magda por el resto de su vida.

En 1948 tiene un enfrentamiento público con Haya de la Torre durante el Segundo Congreso del partido donde este declara que “debido a que las mujeres aún no tienen el derecho al voto en el Perú, no pueden ser consideradas auténticos miembros del partido; las mujeres sólo pueden ser simpatizantes”

Magda contaría así lo ocurrido:

Haya de la Torre dijo que había llegado a la conclusión que las mujeres, dado que en el Perú no votan, no pueden ser consideradas como auténticos miembros del Partido Aprista. Las mujeres sólo pueden ser simpatizantes. Fue entonces que levanté la voz y pedí la palabra. ‘No hay nada en debate’, dijo Haya de la Torre. Entonces, respondí: ¡Esto es fascismo! Sólo dos o tres compañeras me apoyaron. Me retiré y nunca volví … De una vez por todas, me retiré del partido”.

Magda y algunos militantes (en su mayoría mujeres) se retiraron de la organización. Después de este incidente no volvió a regresar al partido al que había entregado su vida. Alejada de la vida política, se consagró su vocación literaria y ejerció durante 12 años la representación del Fondo de Cultura Económica, de México. Fue también una de las abanderadas del movimiento feminista.

En paralelo a su actividad política nunca dejó de escribir una poesía sentida, a veces profundamente triste, pero también combativa. Desafortunadamente, debido a sus viajes y exilios gran parte de su obra poética se extravió. 

Magda Porta pasó sus últimos años con su hermana menor Graciela y su sobrina Rocío. Falleció a los 89 años. Sus restos fueron traslados a la Casona de San Marcos, donde poetas, escritores y políticos le rindieron un póstumo homenaje, y estuvo escoltada por una permanente guardia de mujeres.

Linda Lema Tucker, socióloga y escritora, miembro de la Red Nacional de Mujeres “Manuelita Sáenz” (Perú)en su ensayo “Sobre la vida y muerte de Magda Portal” relata asi los últimos días de Magda:

Estuve a su lado en su larga enfermedad en el Hospital Obrero. Tres mujeres nos turnábamos para acompañarla y leerle sus poemas. Lo hicimos hasta el último día en que estuvo lúcida. Sin embargo, hubo soledad e indolencia. Magda falleció el martes 11 de julio de 1989. Sus restos fueron traslados a la Casona de San Marcos, donde poetas, escritores y políticos le rindieron un póstumo homenaje, y estuvo escoltada por una permanente guardia de mujeres.

Cuando sus restos iban a ser cremados, me tocó despedir a la amiga y compañera que tanto quise, que me enseñó a compartir sueños y anhelos imborrables. Hasta que llegó el momento final. Un grupo de mujeres cargamos su féretro en nuestros hombros a su última morada. A la mañana siguiente, sus restos fueron esparcidos en las aguas del mar, frente a la tierra que la vio nacer, Barranco. La historia ha olvidado su obra y su contribución. Aún el Perú no le ha hecho justicia. Pero Magda será por siempre una mujer inolvidable”.

 José Carlos Mariátegui dijo de ella, en Siete Ensayos: “Magda Portal es ya otro valor signo en el proceso de nuestra literatura… Le ha nacido al Perú su primera poetisa…

Algunas de sus publicaciones poéticas son:

Ánima absorta (1924), Vidrios de amor (1925), Una esperanza i el mar (1927), Costa Sur (1945), Destino del hombre (1948) y Constancia del ser (1965).

En narrativa publicó:

 El derecho de matar (1926), conjunto de cuentos escritos en colaboración con Serafín Delmar, y la novela La trampa (1957).

Ensayo:

Hacía la mujer nueva, (1933), Flora Tristán, precursora,(1944),Quiénes traicionaron al pueblo,(1950)

Enlaces de interés :

http://www.casadelaliteratura.gob.pe/wp-content/uploads/2018/08/catalogo_magda-1.pdf

https://isegoria.lamula.pe/2017/10/01/yo-soy-magda-portal/barrancodecarton/

https://linda-lema.blogspot.com/search?q=magda+Portal

Hola, 👋
Bienvenid@s a PoetryAlquimia.org. Un espacio donde las voces poéticas del mundo resuenan con fuerza.

Suscríbete a nuestro boletín para recibir las nuevas aportaciones poéticas.

Deja un comentario

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑

Descubre más desde Poiesis/ποίησις

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo