4 Poemas de Hass?na al-Tam?miyya

A Al-Hakam

A ti vengo ¡oh Al-Hakam!

doliente por Abu-l-Majsi

¡Dios riegue su tumba

de lluvia perenne!

Yo vivía en la abundancia

amparada en su bondad,

hoy me refugio en la tuya,

¡oh, Al-Hakam!

Tú eres el guía

al que toda la gente sigue

y al que todas las naciones

dieron las llaves del poder.

Nada temo si tú eres el escudo

en el que me protejo;

ningún mal podrá afligirme.

¡Continúa cubierto de una gloria

que hace someterse a árabes y no árabes!

Primer poema conocido de Hass?na At-Tam?miyya está dirigido a Al-Hakam I en el año 800, poco después de la muerte de su padre, el poeta Abu I-Majsi. 

Grafía árabe de la palabra «al-Ándalus» (con los signos diacríticos de vocalización)

Al emir abderrahmán II pidiéndole protección contra yabir, gobernador de Elvira

Hacia el de la generosidad y la gloria
fueron mis cabalgaduras, desde lejos,
abrasadas por el fuego del mediodía,
para que repare mis quebrantos,
pues es el mejor reparador,
y para que me proteja
del señor de la injusticia, Yabir.
Mis hijos sin padre y yo
estamos en sus manos,
como pájaros en las garras de un águila.
Mucho merezco que de mí se diga
que estoy aterrada por la muerte de al-Hakam
que era mi valedor;
¡caiga sobre él la lluvia!
Si viviese,
el destino feroz no me hubiese entregado
a la ferocidad de un poderoso.
¿Conseguirá Yabir borrar
lo que la mano de al-Hakam escribió?
Entonces la mayor maldad
se cometerá con lo que poseo.

Corán del siglo XII utilizado en al-Ándalus

A abderrahmán II, agradeciéndole el haberle atendido a su petición

¡Oh hijo de los dos Hisam!
el más generoso de los hombres,
el mejor pasto para quien lo anda buscando.
¡cuando entra en el combate,
blandiendo su lanza,
tiñe su extremo de pusísimo rojo!
Decidle al Imán : ¡Oh el de más preclaro linaje
de todos los humanos
de noble estirpe por sus padres y abuelos!
Has sido generoso conmigo
y no has consentido en mi injusticia:
por ello has de ser siempre alabado.
Si acampo, me cubres con tus dones,
y si parto, me das el viático para el camino.

Otra versión :

¡Oh hijo de los dos Hisam, el más generoso de los hombres,

el mejor prado siempre para el que anda en busca de pastos!

¡Cuando entra en combate, blandiendo su lanza,

tiñe su asta de purísimo rojo!

Decidle al imán: ¡Oh, el de mejor linaje entre todos los humanos,

de nobilísima estirpe por sus padres y abuelos!

Has derramado el bien y no consentiste que se me hiciera injusticia;

por eso habrá que publicarse la alabanza mañana y tarde.

Si me detengo en un lugar, me encuentro cubierta por tus dones,

y si me pongo en marcha, me llenas de provisiones para el camino.

Hass?na al-Tam?miyya. (Elvira (Granada), f. s. II H. / VIII C. – ?, p. m. s. III H./IX C). Poeta  árabe de al-Andalus. Es la poeta andalusí más antigua que se conoce. 

Hija del poeta Ab? l-Mujašš? (o Ab? l-Majš?) ?îim b. Zayd b. YaÊyà (muerto alrededor de 180/796), el primero de los panegiristas de la dinastía omeya en al-Andalus. Su abuelo Zayd b. YaÊyà, al emigrar a la Península, se había establecido en la comarca de Elvira, donde estaba asentada la división (?und) de Damasco, y esa ciudad o alguna de sus alquerías fue el lugar de residencia de la poeta, que sólo la abandonó cuando acudió a Córdoba a reclamar justicia del emir. Pertenecía a la tribu de Tam?m —de ahí el gentilicio de ass?na, al-Tam?miyya—, y descendía de un célebre poeta preislámico de la corte de ?ra, el cristiano ?Ad? b. Zayd al-?Ib?d? (s. VI).

Hass?na aprendió de su padre el arte de la poesía, y sus poemas reflejan un modo antiguo de componer, más ligado a la poesía tribal —su padre fue uno de los jefes destacados del ?und de Damasco— que a la poesía cortesana.

A la muerte de su padre, siendo apenas una jovencita, escribió al emir Al-akam I, para ponerse bajo su protección, y éste ordenó que se le asignase la pensión que recibía su padre, así como una dote atractiva para quien pretendiera su mano. En algún momento de su reinado, Al-akam también la exoneró de los impuestos que gravaban sus tierras. Cuando ?Abd al-RaÊm?n accedió al poder —en 206/822—, ass?na, ya viuda, tuvo que enfrentarse al gobernador de Elvira, ??bir b. Lab?d, que no reconocía ese derecho, y viajó a Córdoba para exponer su caso ante el nuevo emir. ?Abd al-RaÊm?n II confirmó el mandato de su padre y destituyó al funcionario. A su vuelta a Elvira, Hass?na envió un poema al emir agradeciéndole su amabilidad y su justicia.

Los únicos versos conocidos de Hass?na al-Tam?miyya —traducidos por Elías Terés y María Jesús Rubiera— son los tres poemas que dirigió a los emires al-akam I y ?Abd al-RaÊm?n II, pidiéndoles ayuda y dándoles las gracias por su intervención, que se han conservado entre los documentos de la cancillería omeya.  

Tambien escribió una qasida dedicada Abd Ar-Rahman II. La casida (en árabe, ????? qa??da) es una forma poética propia de la Arabia preislámica; se trataba de un género poético extenso, de más de 50 versos e incluso más de 100. Más tarde fue adoptada por los persas, que la emplearon asiduamente.

No se conoce la fecha de su muerte.

Enlaces de interés :

https://dbe.rah.es/biografias/59719/hassana-al-tamimiyya

https://digital.csic.es/bitstream/10261/14481/1/Avila_Las%20mujeres.pdf

Hola, 👋
Bienvenid@s a PoetryAlquimia.org. Un espacio donde las voces poéticas del mundo resuenan con fuerza.

Suscríbete a nuestro boletín para recibir las nuevas aportaciones poéticas.

Deja un comentario

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑

Descubre más desde Poiesis/ποίησις

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo