9 Poemas de Rosalia De Castro

A mi madre

                      – I –

       ¡Cuán tristes pasan los días!…
 ¡cuán breves… cuán largos son!…
 Cómo van unos despacio,
 y otros con paso veloz…
 Mas siempre cual vaga sombra
 atropellándose en pos,
 ninguno de cuantos fueron,
 un débil rastro dejó. 

        ¡Cuán negras las nubes pasan,
 cuán turbio se ha vuelto el sol!
 ¡Era un tiempo tan hermoso!…
 Mas ese tiempo pasó.
 Hoy, como pálida luna
 ni da vida ni calor,
 ni presta aliento a las flores,
 ni alegría al corazón.

      ¡Cuán triste se ha vuelto el mundo!
 ¡Ah!, por do quiera que voy
 sólo amarguras contemplo,
 que infunden negro pavor,
 sólo llantos y gemidos
 que no encuentran compasión…
 ¡Qué triste se ha vuelto el mundo!
 ¡Qué triste le encuentro yo!…

                      – II –

       ¡Ay, qué profunda tristeza!
 ¡Ay, qué terrible dolor!
 ¡Tendida en la negra caja
 sin movimiento y sin voz,
 pálida como la cera
 que sus restos alumbró,
 yo he visto a la pobrecita
 madre de mi corazón! 

        Ya desde entonces no tuve
 quien me prestase calor,
 que el fuego que ella encendía
 aterido se apagó.
 Ya no tuve desde entonces
 una cariñosa voz
 que me dijese: ¡hija mía,
 yo soy la que te parió!

        ¡Ay, qué profunda tristeza!
 ¡Ay, qué terrible dolor!…
 ¡Ella ha muerto y yo estoy viva!
 ¡Ella ha muerto y vivo yo!
 Mas, ¡ay!, pájaro sin nido,
 poco lo alumbrará el sol,
 ¡y era el pecho de mi madre
 nido de mi corazón!

rosalia_de_castro_con_sus_hijos_

Negra sombra

Cuando pienso que te huyes,
negra sombra que me asombras,
al pie de mis cabezales,
tornas haciéndome mofa.

Si imagino que te has ido,
en el mismo sol te asomas,
y eres la estrella que brilla,
y eres el viento que sopla.

Si cantan, tú eres quien cantas,
si lloran, tú eres quien llora,
y eres murmullo del río
y eres la noche y la aurora.

En todo estás y eres todo,
para mí en mí misma moras,
nunca me abandonarás,
sombra que siempre me asombras.

Dicen que no hablan las plantas

Dicen que no hablan las plantas, ni las fuentes, ni los pájaros,
Ni el onda con sus rumores, ni con su brillo los astros,
Lo dicen, pero no es cierto, pues siempre cuando yo paso,
De mí murmuran y exclaman:
—Ahí va la loca soñando
Con la eterna primavera de la vida y de los campos,
Y ya bien pronto, bien pronto, tendrá los cabellos canos,
Y ve temblando, aterida, que cubre la escarcha el prado.

—Hay canas en mi cabeza, hay en los prados escarcha,
Mas yo prosigo soñando, pobre, incurable sonámbula,
Con la eterna primavera de la vida que se apaga
Y la perenne frescura de los campos y las almas,
Aunque los unos se agostan y aunque las otras se abrasan.

Astros y fuentes y flores, no murmuréis de mis sueños,
Sin ellos, ¿cómo admiraros ni cómo vivir sin ellos?

Del mar azul las trasparentes olas

Del mar azul las transparentes olas
mientras blandas murmuran
sobre la arena, hasta mis pies rodando,
tentadoras me besan y me buscan.

Inquietas lamen de mi planta el borde,
lánzanme airosas su nevada espuma,
y pienso que me llaman, que me atraen
hacia sus salas húmedas.

Mas cuando ansiosa quiero
seguirlas por la líquida llanura,
se hunde mi pie en la linfa transparente
y ellas de mí se burlan.

Y huyen abandonándome en la playa
a la terrena, inacabable lucha,
como en las tristes playas de la vida
me abandonó inconstante la fortuna.

Hora tras hora, día tras día

Hora tras hora, día tras día,
entre el cielo y la tierra que quedan
eternos vigías,
como torrente que se despeña,
pasa la vida.

Devolvedle a la flor su perfume
después de marchita;
de las ondas que besan la playa
y que una tras otra besándola expiran.
Recoged los rumores, las quejas,
y en planchas de bronce grabad su armonía.

Tiempos que fueron, llantos y risas,
negros tormentos, dulces mentiras,
¡ay!, ¿en dónde su rastro dejaron,
en dónde, alma mía?

Sed de amores tenía

Sed de amores tenía, y dejaste
que la apagase en tu boca,
¡piadosa samaritana!
Y te encontraste sin honra,
ignorando que hay labios que secan
y que manchan cuanto tocan.
¡Lo ignorabas…, y ahora lo sabes!
Pero yo sé también, pecadora
compasiva, porque a veces
hay compasiones traidoras,
que si el sediento volviese
a implorar misericordia,
su sed de nuevo apagaras,
samaritana piadosa.
No volverá te lo juro;
desde que una fuente enlodan
con su pico esas aves de paso,
se van a beber a otra.

En los ecos

En los ecos del órgano, o en el rumor del viento,
en el fulgor de un astro o en la gota de lluvia,
te adivinaba en todo, y en todo te buscaba,
sin encontrarte nunca.
Quizás después te ha hallado, te ha hallado y ha perdido
otra vez de la vida en la batalla ruda,
ya que sigue buscándote y te adivina en todo,
sin encontrarte nunca.
Pero sabe que existes y no eres vano sueño,
hermosura sin nombre, pero perfecta y única.
Por eso vive triste, porque te busca siempre,
sin encontrarte nunca.

Has de cantar (fragmento)

Lugar máis hermoso
 non houbo na terra
 que aquel que eu miraba,
 que aquel que me dera.
 
     Lugar máis hermoso
 no mundo n’hachara
 que aquel de Galicia,
 ¡Galicia encantada!
 
      Galicia frorida,
 cal ela ningunha,
 de froles cuberta,
 cuberta de espumas,
 
     de espumas que o mare
 con perlas gomita,
 de froles que nacen
 ó pé das fontiñas.
 
      De valles tan fondos,
 tan verdes, tan frescos,
 que as penas se calman
 nomáis que con velos;
 
    que os ánxeles neles
 dormidos se quedan,
 xa en forma de pombas,
 xa en forma de niebras.

Yo no sé lo que busco eternamente…

Yo no sé lo que busco eternamente
en la tierra, en el aire y en el cielo;
yo no sé lo que busco; pero es algo
que perdí no sé cuándo y que no encuentro,
aun cuando sueñe que invisible habita
en todo cuanto toco y cuanto veo.
Felicidad, no he de volver a hallarte
en la tierra, en el aire, ni en el cielo,
¡aun cuando sé que existes
y no eres vano sueño!

Maria Rosalia Rita de Castro, (Santiago de Compostela.24 de febrero de 1837, Padrón,15 de julio de 1885) Poeta y novelista considerada entre los grandes poetas de la literatura española del siglo XIX y una de las figuras precursoras de la poesia española moderna. Sus “Cantares Gallegos” es tenida como la primera gran obra de la literatura Gallega contemporanea.

Biografía:

http://www.cervantesvirtual.com/portales/rosalia_de_castro/

http://bdh.bne.es/bnesearch/Search.do?text=&field1val=%22Castro%2c+Rosal%C3%ADa+de%22&field1Op=AND&numfields=1&exact=on&advanced=true&field1=autor&language=esEn

Hola, 👋
Bienvenid@s a PoetryAlquimia.org. Un espacio donde las voces poéticas del mundo resuenan con fuerza.

Suscríbete a nuestro boletín para recibir las nuevas aportaciones poéticas.

Deja un comentario

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑

Descubre más desde Poiesis/ποίησις

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo