12 Poemas de Eva Durán

Cuento de hadas

la luna arrugada y grasienta
ilumina a la princesa dormida
que flota indemne
hacia el abismo de miedos

el príncipe, mientras tanto
esta ocupado en otras faenas
más accesibles
menos pretenciosas
cansado como está
de que por un beso
le exijan asaltar
el castillo del gigante
enfrentar el dragón demoníaco
pasar a caballo el ojo de una aguja

no quiere saber nada
de esas chicas difíciles
que disfrazadas de cenicienta
y sin saber fritar un pollo

prometen un final feliz
mas allá del sol

“una princesa es igual a todas”
– él piensa
por eso
se queda con la madrastra

motivos para danzar bajo la lluvia

una cabeza de mujer
asomada ligeramente a la ventana

una mano cercenada
una pequeña boca amarga
un corazón palpitante

periódicos bursátiles
cobijan en la acera
al hijo del hombre

perros hambrientos
claman justicia en las calles

la princesa deforme
murió en la bañera
la necropsia disculpó los motivos
(el forense se negó a examinarla)

poeta incendió céntrica pastelería
(su propietario es un critico de arte)
profesor de embriología
de la universidad de Harvard
dicta conferencia gratuita
en el centro de convenciones

la vida debe ser mejor que esto susana,
escoge la hora propicia
amordaza tu dolor
sostén tu respiración y libera tus vísceras
tal vez michima nos espere al otro lado del imperio

la verdad es algo más susana, la vida es otra cosa

Eternidad

Cada noche
mi cuerpo se desdobla
en todas las mujeres
que deseo
y cada una de ellas
espera pacientemente
para satisfacer a mi amante

cada noche
cada una de ellas
da una estocada perfecta

al despertar
un jirón de piel sobre mi almohada

me recuerda
como un pañuelo sangriento
que es sólo una tregua
que la perpetua arremetida feroz

continuará febril, desesperada

que las armas
solo toman aliento al amanecer

nunca se deponen

No importa cuantas veces

no importa cuántas veces
hayas perdido la inocencia
siempre vendrá a ti un hombre
que invoque la magia
y la recupere para ti

luego
por la maravilla de la inercia
te deshojara pétalo a pétalo
dejándote desnuda
liviana

lista para la próxima vez
para el próximo milagro

Jamás pertenecí a ninguna parte

Jamás pertenecí a ninguna parte, siempre fui una cosa extraña
a la que todos (sin excepción) se acercaron con curiosidad
manosearon y abandonaron luego con desencanto
saltando de lugar en lugar
vomitando verdades y contando cadáveres ajenos
la que fue incapaz de pertenecer al mundo
la niña grande que se negó a cumplir 19
la imprudente de rostro dulce y expresión amarga
que recorrió inútilmente cuerpos y avenidas
buscando miradas amables
la ciudadana número 45.752.961
que votó por Samper y no se pierde la novela de las 8
la hija del borracho
que penetró la noche y copuló en moteles baratos
esperando un milagro
o una taza de café caliente al final de la calle

O amor… ¿Por qué no?
como quien no quiere la cosa, como se espera la buena suerte
un amor chiquito, simple, primitivo
que justifique la pesadilla de habitar un mundo criminal
el madrugar día a día sin esperanza
y el acumular un cumpleaños tras otro
como quien acumula periódicos viejos

Hasta el momento
parece que el amor ha tenido mejores propuestas que atender
no tengo suerte y no pasaré a la historia
pero tengo este cuaderno
una vagina en buen estado y un par de ojos miopes
tengo la taza de café caliente, tengo cigarros
sexo ocasional y el apartado aéreo # 316
¿no les parece fantástico?

sé un idiota

ser normal es fácil, no requiere heroísmo ni valor
solo dejarse llevar
embárcate en la vida
organiza una huelga de hambre
para que el gobierno legisle una seguridad social
obligatoria para los perros, los indigentes y los cineastas
o propón una cruzada universal
contra los vendedores puerta a puerta

organiza una secta ku kux klan que le haga ver su suerte
a los testigos de Jehová
siéntate en el andén separador de la avenida Santander
a las 3 de la mañana cantando el himno a la alegría

sé un idiota
defiende la presunción de inocencia
envíale cartas de amor al presidente
(debe ser tan penoso ser presidente)

¿has hecho el amor en el parque centenario?
¿cuantas materias reprobaste?
¿cuantos grafitis obscenos has dibujado en las ultimas horas?

ah no, nada de eso
tu aspiras a conseguir un empleo en esta ciudad
a casarte con una mujer con futuro
con la que has de tirar 3 o 4 veces por semana
a la que has de mantener y engordar y exigir fidelidad

ay de ti, pobre
mediocre y limitado hombre de fin de siglo
con tu celular en promoción, tu ropa de marca
y tu carro en cómodos pagos

ignorarás por cobardía y comodidad
los orgasmos multiétnicos
la lujuria de apostar las escrituras de tu casa
en el casino del caribe
el sabor de los labios de un travestí glamoroso
y el olor de la hierba en el amanecer del amazonas

primero se te descarga el beeper
tu no vas a defraudar a tus padres
par de ilusos que engendraron hijos
creyendo apuntarse a la eternidad

aprenderás inglés
pero ignoraras como gime de placer
una puta enamorada
y te graduaras, ¡ah, grandisimo  tonto!
¡qué niño te ves en tu mundo de mentiras!

le sirves a los objetivos de una patria
que hace mucho tiempo se fue a la mierda
a unos principios y a una religión miserable
incapaz de digerir sus propias mentiras

ese miedo de quitarle la mascara a las cosas
de asumir la burla en que tu vida se ha convertido
ese miedo a la autenticidad
que implica diferencia
que te hace blanco de la intolerancia
de seres egoístas y frustrados
que tampoco han tenido el valor
de encontrarse a sí mismos

si sigues mi sabio consejo
no se te garantizan mas años de vida
tampoco tendrás éxito social
y muy seguramente termines en la cárcel

pero habrás salvado tu alma
suponiendo que el alma existe
pero ese es otro problema

Malamor (poema en prosa)

Amores hay como garfios, amores malditos que te cortan
el alma, que se te meten por las uñas furtiva,
malévolamente, que te comen por dentro, para los que
no hay defensa, ni Dios ni razón, sólo el deseo, sólo
el hambre, la alegría, la ira, la arrechera inmensa
que te hace desear arrancarle la ropa cada vez que te
lo encuentras. Amores hay que se te incrustan en los
huesos y corroen cada instante que en tu vida queda.
Amores de locos, amores de lobos, amores de mierda. Y
escuchas a una chica pelirroja gemir por un publicista
alcohólico, insignificante, y te ves a ti misma en un
espejo de ridiculez e impotencia. Amores hay que te
joden y te chupan. Lo peor de lo peor es cuando sabes
que no debes, que no puede ser, que nunca ha sido.
Porque además te sabes deliciosa, graciosa y amable,
merecedora del goce, la lealtad y el abrazo. Así que
te tienes paciencia, te compras un helado, un vestido
bonito y colmas tu casa de silencio, de buenos
recuerdos y te dices a ti misma: “Vamos guapa, todo
pasa, hasta la vida”.
Él te sacó hace ya tiempo tan inequívocamente de su
alma que la única verdad que en ti cabe es que todos
los caminos conducen al olvido. Y el olvido, lo sabes
bien, es peor que la muerte “Reniego de tu piel y de
tus besos, maldiciendo todo lo que en tu nombre sea en
la tierra y el infierno”. Estás jodida, clavada,
enamorada, de choques eléctricos. Lo mejor es que no
le necesitas, que te gusta lo que tienes: una casa
chiquitita en una calle de ciudades extrañas, una
vida sencilla, cinco amigos, dos perras, y un amante a
ratos. El amante es cuarto aparte, todo un bocado de
piel bronceada y brazos fuertes, todo risas, todo
labios; poderoso, creativo, bello y te penetra en
cinco velocidades distintas, y tu te entregas a él con
una desesperación y un ansia demasiado parecida al
deseo. Nunca le llamas ni le buscas ni le amas; y él
te posee como quiere, como debe ser, como si cada vez
fuera siempre la última. Y no te importa verle.
A tu amado en cambio, lo amaste siempre como si cada
vez fuera siempre la primera. Él no sabe que por él
escribes todo cuanto escribes, él no sabe que en
verdad le amas. Ah… recuerda que hace poco le
dijiste: “Descubrí que puedo acariciarte con los
ojos”, recuerda que no extraña ni tu boca ni el
milagro de tus manos. Se reirá si se entera con qué
fuerza lo evocas cuando te entregas a tu amante, o las
veces que has llorado de rabia porque no es él quien
te penetra, porque otro te da a borbotones lo que solo
anhelas en sus brazos. No sabe nada, no puede siquiera
imaginarlo. Que es al tiempo lo mejor y lo peor que te
ha pasado, lo más vital, lo más contradictorio, lo más
mierda. No sabe que le amas contra ti, que te mueres
por verle, por no verle. Y piensas enseguida: “Vamos
mujer ¿Por qué culparle? Si no te quiere nada, fresca,
todo va a salir bien, no te preocupes”. Acostumbrada
como estás a lamerte sola las heridas, respiras hondo,
te sueltas el cabello, sacudes el trasero y sigues
adelante.
Por si no te has dado cuenta, yo soy la protagonista
de esta historia. Y te garantizo que duele, que duele
hasta las lágrimas.

La Coleccionista

Me gusta esperarte en la tarde
ajustarme el corsé
humedecerme por dentro
para que llegue tu cuerpo
ciudadano del fuego
su penetrante rumor
su enervante silencio

amo la perversión de tus ojos
la medianoche en el bar
entregarme de
adentro 
mis objetos favoritos son
el suave almohadón
la autopista hasta ti
la memoria y tu cuerpo

En esta ciudad construiré mi casa

En esta ciudad construiré mi casa
la vestiré de madera virgen y yerba fresca
crecerá al conjuro de la lluvia
refugiará proyectos tontos
actos criminales
sueños primigenios
los miedos de mi niña
y el espectro de Pilar (mi joven abuela)
sonriendo enamorada en la estancia luminosa
[28 años de ser pequeña y coqueta,
43 buscando salidas (y entradas)
en los corredores de la muerte
cayendo cada vez más hacia abajo
cada vez más hacia adentro]

La cabeza disecada
de un torero exitoso
será el orgullo
de mi sala de trofeos


En cuanto a ti
te coseré el cuerpo a pedazos
de musgo de amor y tizón ardiente
te llamaré Fernando
y serás mi hijo

Mi casa
tan profunda como los aullidos
del holocausto
tan pequeña como una caricia
sobre la tumba de mamá

La Pervertida

la pervertida
la niña buena de habitación celeste
la silenciosa amante de raíces hondas
la noche encendida que se vuelve
piel
la obicua irremediable
que se marcha siempre
sin dar un beso
sin confesar que es feliz
que le gusta estar viva
que haber nacido le basta
y que aprendió a perdonar
por sobre todas las cosas
y que por eso precisamente
tiene las manos llenas
por eso canta en la
madrugada
por eso sonríe cuando le llaman loca
que llego desnuda al corazón
del mango
sin tenedor ni cuchillo
cerrando los ojos
masticando despacio
y que amanece contigo
por puro
despiste
porque no espera nada
porque le gusta comerte
porque lee a Fallaci
porque te ama

Oración del deseante

Gracias doy al eterno indiferente

por concederrne con largueza el don de la lujuria

.

Gracias por la fuerza y perfección

con que mi cuerpo la ejerce

.

Gracias por mi cuerpo

por haberlo moldeado

exacto para elbeso

para la mirada precisa

para la perfecta humedad

.

Por hacerme curiosa, pequeña, primitiva

.

Gracias por las noches que me quedan

por el sudor que purifica mi cuerpo

por la luminosa intensidad

del abismo que me aguarda

.

No soy digna de que entres en mi casa

pero solo una caricia tuya

bastará para salvarme

La gloria sea para aquel que no olvida

Amén

Intensidad

hay crímenes dormidos
que nunca saldrán en la prensa
o en el chismero de la calle desesperada
son muertos que mueren de rabia
apretando en sus mandíbulas el nombre del asesino
está por ejemplo
el bebé descuartizado por su madre solitaria
el estudiante que murió en la requisa
o desapareció en la celda
la anciana envenenada
la niña muda
o el nn de ojos entornados
que nos hace pensar en una ventana
un beso amargo
o un coro de niños bajo la lluvia
esta el indio apaleado
el enfermo terminal
que decide que ya es bastante
y él médico que piensa que no
que no ha sufrido suficiente

hay crímenes ocultos
de rara, exquisita perfección
en los que el verdugo se aplaude a sí mismo
a falta de público

pegarle una patada

con los pies desnudos

a la jeta del poeta

a su talento impúdico

a su dolor exhibido

a su pene autografiado

a su inútil afán

de abrirse de culo ante el mundo

para mostrar su tormento

anhelando una gloria inservible

Eva Durán (Cartagena, Colombia, 1976). Poeta, escritora, periodista y  defensora de la causa animalista. Miembro de la Fundación Rescate de Animales de Cartagena.

Hizo estudios de historia y estudio producción de TV. Ha escrito ensayos y guiones para teatro y televisión así como columnas de opinión política, histórica y social que han sido publicadas en múltiples periódicos y revistas como El Tiempo y El Universal. Trabajó como productora de televisión para Colombia de la Diputación de Cádiz (España), para el canal de televisión Señal Colombia y para diversas empresas privadas. Ha sido amenazada por fuerzas paramilitares de su país.

Su trabajo ha sido traducido al alemán, italiano, francés, portugués y publicado en diversas antologías y publicaciones de América y Europa. Ha realizado recitales de poesía en Paris, Madrid, Salzburg, Hamburgo, Colonia, Frankfurt, Jurlich y Troisdort. 

Ganadora del premio Festival de Medellin 1997, Premio Ciudad de Cartagena 2003, Premio internacional Caza de Poesía Moradalsur de California en 2008. Becada por la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano de García Márquez en 2003, por la Fundación Heinrich Boll de Alemania en 2005 y por la organización Mundial de Escritores, sede Alemania, para su beca de Escritores en el Exilio en los años 2006 a 2008.

Libros: El Jardín donde vuelan los mares, Piel adentro y  Registro Corporal









Hola, 👋
Bienvenid@s a PoetryAlquimia.org. Un espacio donde las voces poéticas del mundo resuenan con fuerza.

Suscríbete a nuestro boletín para recibir las nuevas aportaciones poéticas.

Deja un comentario

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑

Descubre más desde Poiesis/ποίησις

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo