11 Poemas de Juliane Okot Bitek

Personas

Veo personas hermosas
en trenes, automóviles, aulas, paredes
en sitios donde nadie más las ve

En subterráneos y dormitorios
en la radio y en la tele, en estaciones de servicio, en apartamentos
en los troncos de los árboles y en las plantas de interior
en un poster que está en el baño de la casa de una amiga

Hermosas personas viven
en las cubiertas de las novelas
en las películas, en la discoteca, en Playland
Milán, París, Londres, Nairobi, Lagos, Nueva York

Bellas personas sonríen
desde las tapas de Vogue, Ebony y O,
Mirabelle, Flair y Chatelaine
y desde el techo de un cierto hombre joven

Están las guapas
con lunares en sus mejillas derechas y sus mejillas izquierdas
arriba de sus labios atractivos                         y piernas y pies y manos
en los senos y las nalgas
pechos y espaldas                                         Estás aquellas 
                                                                    con pestañas grandes, traseros rellenos
                                                                    labios gruesos, zapatos enormes,                                                                     abultados abrigos
                                                                    y cosas para destacar
algo que te revuelve las tripas

Veo hermosas personas
cuerpos delgados, labios finos, 
voces débiles, risas diluidas
pies delgados, pantalones finos para sus cuerpos finos
que se balancean en los vientos de Chicago

Y con todo
creo en la fuerza que surge
desde el velo
tú, sonriendo
tú, la de la ropa bereber;
la gracia con la que espantas las moscas
mientras ensartas cuentas para vender
Mama Maasai;
la elegancia de tu espalda desnuda
senos secos que se balancean
la risa con la que echas atrás la cabeza
y te burlas del sol
tú, madre de las tiernas canciones de amor acholi;
y tú,
tú la del teñido ocre;
tú la de los ojos con kohl                   y suave piel negra

                                                         Creo en ti, hermana

                                                         Y aunque hermosas personas
                                                         inunden las paredes del baño de mi amiga
                                                         ninguna
                                                         dije ninguna
                                                         ninguna
                                                         es tan bella
                                                         como tú.

The Gap* 

En el mundo según
Gap
una debe usar pantalones ajustados
y caminar a grandes zancadas
para mostrar el material elástico
que forma los pantalones
que hacen mirar al hombre
que te hace sentir
en la onda

Creo recordar el mercado
con el perfume
de bananas maduras, mangos, naranjas, clavo de olor
La vista de pilas de pimientos
colores de canela, pimienta de Jamaica, nuez moscada
Coloridos pañuelos en la cabeza
Lappas, kikhois, kangas 
alrededor de grandes cinturas maternales
cinturas de niñas, cinturas templadas
vientres abultados, panzas gelatinosas, cinturas desparramadas
sin disimular nada
sin exagerar nada
Nadie necesitaba las grandes zancadas
para hacer temblar las nalgas
                                                    el lodo resbaloso entre los pies
Recuerdo                                     resbalosos
                                                    el ocasional tufillo a sudor
                                                    diciendo palabrotas, saludando, voceando,                                                     regateando
                                                    espantando moscas
                                                    que se posaban
                                                    y se posaban y se posaban de nuevo
en tus ojos, en tu nariz, en tu cuello, en tus orejas, en tu boca
sintiéndote en la onda
Era eso liberarse
justo antes de que pagases por tus cosas
y todos los sentidos se juntaran
y supieras que
incluso este momento
este tiempo
este lugar fue replicado
una y otra y otra vez
no había nada como esto
en ninguna parte

Estabas en tu casa
no importaba nada más
salvo el intercambio
y la fe
no importaba nada más
excepto el resbalón en el lodo
rompiendo tus zapatillas
tus palabrotas, tus cosas desparramadas en el suelo
los gestos, la risa
de los niños

                                                    Oh, estabas en tu casa
                                                    nada volvería a ser igual

                                                    nadie podría decirlo de otra manera
                                                    Sí,
                                                    está la brecha
                                                    entre ahora y entonces
                                                    Y el anuncio de Gap
                                                    me lleva a un lugar
                                                    que no existe más
                                                    haciéndome sentir
                                                    en la onda.

* Reconocida marca de ropa

Siete dias

Una mano delicada sostiene un abanico
Evoca los recuerdos de un amante apasionado

Dime
Dime que no me imagino
El calor que se levanta detrás de mi garganta

Se dispersa por mi pecho
Cae
Y se asienta

No voy a volver a ti

Una flor se dobla
Se marchita por el abrazo frío
De un viento seco y amargo

En siete días
Habrá terminado.

El morado es a la lavanda

(Alice Walker)

El morado es a la lavanda
lo que el escarlata es a la sangre roja
brotando a través de un corazón manchado por el pecado

El morado es a la lavanda
lo que la realeza es al azul
el cielo, la sangre azul, los días azules de tristeza

El morado es a la lavanda
lo que la luz es a la ausencia del blanco
en tu día de bodas, tu noche de bodas
vadeando, vadeando la mugre

El morado es a la lavanda
lo que lo correcto
es a las maneras correctas
reglas correctas
correcto, poder, altura

El morado es a la lavanda
lo que el escarlata es al rojo
lo que el desamor es al amor
días azules noches blancas
y tú

Aterrizaje

Fuera del avión. Pasar por

migración. Tren a Londres.

Estación Victoria.  La gente

mete los boletos para abrir los

torniquetes. Los torniquetes se

abren. La gente pasa.

Inténtalo.  No se puede.  El

torniquete no se abre. El

conductor con fuerte acento de

Ghana pide el boleto. Le llevo

al lugar exacto. Le muestro.

¿Dónde está su boleto?  No lo

sé. Está ahí dentro.  Señalo los

torniquetes.  No lo sé.  Acabo

de llegar. A encontrarme con

un amigo en la Estación

Victoria.  ¿En qué parte de la

Estación Victoria?  No lo sé.

El conductor con fuerte acento

de Ghana pregunta de dónde

soy.  Canadá.  ¿De veras? Sí. 

De veras. Cansada de veras. 

El conductor dice, llama a tu

amigo y dile que te espere en

la puerta 16-19.  Te llamo.

Dices que estarás allí.  Me

siento sobre la maleta con la

cara entre las manos.  Ahí

estás.  Joven.  Hermoso. 

Espléndido. Bésame. Cógeme

en tus brazos. Llévame lejos.

Magdalena

Si encuentras a ese hombre espléndido, Sofía,
dile que me hubiese encantado
lavar, ungir, perfumar sus pies
con tus trenzas rubias
(porque no tengo ninguna)

Si encuentras a ese hombre espléndido, espléndido
recórrele la espalda con tus dedos
rodea tu cara con sus manos
y prepárate
para un beso interminable

Si encuentras a ese hombre espléndido
átalo, azótalo, encadénalo con tus ojos
bebe la sangre que tenga que ofrecer
necesito tenerlo corriendo en mis venas

Si encuentras a este hombre
deja que sienta tu pulso
en tu cuello
con sus labios
y dile
que he amado a otro
y a otro y a otro

                                       dile que la salvación es una mentira

                                       Y cuando caiga de rodillas

                                       pon su cabeza en tu regazo, Sofía,
y dale la absolución
completa

Traductor: Omar Karaman

Dia 10

que de hecho

que constituye

la función criminalizadora

del lenguaje en los medios?

Relleno

hackeado

Perforado

Lleno de balas

sacrificado

Y dejado pudrirse en la calle

cerdos

Perros

cucarachas

personas asesinadas

Calculado y clasificado por hora

y a veces exigido a etnias y tribus

diferencias

luchas

divisiones

enfrentamientos

Nunca la gente que conoces

hasta que sean

de “100 Days

Día 43

Después de toda la locura

Y tuvo que haber sido una locura

Escuchas los argumentos y las explicaciones.

que era inevitable

que estaba viniendo

Que tenia que pasar despues de todos esos años

Sabiendo lo que sabemos ahora

¿Qué más deberíamos haber esperado?

Escuché que mi pérdida era inevitable

Escuché que mi pérdida se acercaba

Escuché que mi corazón roto estaba escrito en las estrellas

– en documentos históricos – incluso en los relatos orales

Tuvimos que haber sido ciegos, sordos y mudos para no haber sabido

Tuvimos que haber sido ajenos, pensando que podríamos vivir

a una vida plena de familia y comunidad como los demás

Después de todo, ¿quién extraña la inevitabilidad de un evento masivo como un genocidio?

de “100 Days

Día 53

Había ecos si uno los escuchaba

Esta no fue la primera vez

Hubo ecos en Acholi

Hubo ecos en Armenia

Hubo ecos en las Américas

en Bangladesh

en Bosnia

Camboya

El Congo

Porcelana

Hubo ecos en Darfur

Hubo ecos en Inglaterra

Hubo ecos en Finlandia

En Georgia

En Alemania

En Hawaii

En Herero

En India

En Irlanda

Japón

Kenia

Letonia

Mongolia

Nakapiripirit

Nairobi

Hubo ecos en el Condado de Orange

Hubo ecos en Ovambo

En Polonia

en Palestina

en Queensland

En Rusia

Sudáfrica

Sudán del Sur

Tonga

Uganda

Vietnam

Gales

Hubo ecos de ataques xenófobos por todas partes

Yugoslavia, Zimbabue.

¿Dónde en este planeta no se ha tocado?

La tierra palpita con violencia

como si necesitara violencia

como si la violencia fuera un latido – si no aquí ahora es allá

si no está allí ahora, está en camino aquí

El nuestro no fue el primero ni el único;

Fue nuestro mas doloroso.

de “100 Days

Día 86

Mi país le pertenece a Dios.

Estas son nuestras escrituras:

feliz será

que toma y lanza

tus hijitos a la roca

Salmos 137:9

Mía es la venganza, dice el Señor

Romanos 12:19

voy a estar allí

donde hay dos o más reunidos en mi nombre

Cristo proclama en Mateo 18:20

Jesús debe tener una presencia permanente en la iglesia

Donde la puerta ha estado entreabierta por la eternidad

Jesucristo debe vivir aquí.

Donde los feligreses fueron golpeados en súplica

Suplicando por sus vidas, suplicando, suplicando por sus vidas

¿Dónde encontraremos consuelo?

¿Adónde podemos ir en este país de Dios?

de “100 Days

Día 90

Cómo estos cien días

Deberían ser días para pensar

Sobre la reconciliación y el perdón

Considerar la irracionalidad de la limpieza étnica

Para ver el ave fénix levantarse de nuevo

y duelo superado

Para ser testigo de la humanidad y el bien

& el poder de Dios

Para hacer milagros

que en última instancia

La conmemoración es un asunto artesanal.

Algo hermoso

Un símbolo de poder y resonancia.

la llama eterna

No tenemos que recordar

El espacio vacío en nuestros brazos

Que nuestros hijos perdidos nunca llenarán

Esta no es nuestra libertad

No somos libres de olvidar

de “100 Days

Juliane Okot Bitek (Kenia,1966) Poeta, ensayista y escritora. Hija del gran poeta ugandés Okot p’Bitek,su madre también fue una destacada narradora oral. Aunque nació en Kenia sus raíces y crianza son de Uganda.De niña era una ávida lectora a la que sus padres animaron a escribir. La primera vez que publicó un poema suyo tenía 11 años. Graduada en Bellas Artes (Escritura) en 1995 de la Universidad de British Columbia. Sus escritos han aparecido en diversas revistas literarias, entre ellas: Arc, Whetstone, Fugue, y Room of One’s Own. Ha tenido diversos reconocimientos literarios, entre ellos, su cuento corto “Going Home” fue premiado en el 2004 en el Concurso de Cuento Corto Commonwealth y su ensayo “War No More” obtuvo altos nombramientos en 2005. Otro ensayo “On Iris Chang’s Rape of Nanking” también ganó una mención especial en 2006 y está incluido en la antología de ensayos ganadores de ese año. En 2007, Juliane recibió un beca del Canada Council que le permitió invertir un año en la escritura de una colección de prosa no narrativa.

Su libro 100 Days, 100 días, es uno de sus trabajos más respetados. En 2017, recibió múltiples premios, incluido el Glenna Luschei para Poesía Africana,  los Premios INDIEFAB Libro del Año (Poesía), AAUP Book, Jacket & Journal Show, Book (Poesía y Literatura). , Jackets & Covers), y fue preseleccionado para varios más. John Keene, uno de los jueces del premio Glenna Luschei de 2017, escribió: “En 100 días, la poeta Juliane Okot Bitek se dispuso a conmemorar la tragedia del genocidio de Ruanda, pero la fuerza de testimonio de estos poemas breves y encantadores se extiende hacia afuera para figurativamente abarcan múltiples historias de violencia y brutalidad, incluido el terror que su propia familia y muchos otros enfrentaron bajo el régimen de Idi Amin en Uganda. La belleza lírica, la profundidad intertextual y el poder metonímico de la poesía de Okot Bitek subrayan las capacidades del arte y el lenguaje para arrojar luz sobre los rincones más oscuros de nuestra experiencia humana, y salvar los abismos que se encuentran entre nosotros.

Enlaces de interés :

https://julianeokotbitek.com

https://translate.google.com/website?sl=en&tl=es&hl=es&prev=search&u=https://www.african-writing.com/eleven/bitek.htm&anno=2

Hola, 👋
Bienvenid@s a PoetryAlquimia.org. Un espacio donde las voces poéticas del mundo resuenan con fuerza.

Suscríbete a nuestro boletín para recibir las nuevas aportaciones poéticas.

Deja un comentario

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑

Descubre más desde Poiesis/ποίησις

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo