8 Poemas de Yaiza Martínez

He tomado mi sed azul
en tu colina helada. Nazco
de donde las voces callan

silencio

soy

De”Rumia Lilith”(Ateneo Obrero de Gijón, Colección Zigurat, 2002).

Antes de la religión
dentro era afuera

hilandera del azar
misericordiosa
fina trenza de concatenaciones
misericordiosa
inmensidad que nos alberga
entre sus brazos oscuros

a manos llenas
disposición

Luego el abrigo ajado de la mujer que baja la calle al final
de una guerra
trastabillando
ante la inminencia del semen
sus labios estremecidos y amoratados

Me mira con grietas desde el ruido de sus tacones
en la calle sólo existen ella
y su gusto
por el hambre

Sin separar los labios
mastico la verdadera unión

escupo luz
bajo la tapa

ante los ojos de todos

De “ El hogar de los animales Ada “(Editorial Devenir 2006)

Hemos guardado al señor Miedo
en un tarro    caminamos
con zapatitos de viruta
desde el pretil de arenas movedizas
hacia la noche cavada en el parque
por los ojos de Zack
para descubrir nuestro dominio sobre la noche
hasta la puerta del jardín
por la que saldrá su infancia
hermosa y resguardada entre mis pechos
hasta que el hombre despierte

De “ El hogar de los animales Ada “(Editorial Devenir 2006)

A Carmen: al otro lado

del prisma, el molde

de saber dar

DIGAMOS QUE POR EL HIJO cae la sal sobre las páginas

de un libro primigenio

y sólo por él la luna, el sol la tierra (soy mencionada,

como un intenso atributo)

sólo por él no corto los hilos -de la figura,

y aún tejo las redes

antes del mar

– en la sangre quedaron bien peinados,

como hileras,

sus movimientos

entonces entonaba la geometría

– el secreto de la colocación balaba

la escritura

del mar vengo, para la tierra he sido

un atributo intenso

aquí y ahora no deben ser permutados, justo el tiempo

de la lactancia

(susurra de boca del secreto

en la gruta que daba al agua)

Sólo por él, el tiempo la obra sobre el tambor

del vientre

habrán de clavarme

o concedido el amor para entregar la sal,

aún viva

cae

de mis manos al libro

De: Siete, los perros del cielo (Leteo,2010)

Siete

1. Esta historia comienza una noche

la habitación huele a jara

un ruido produce la noción

ineludible:

su almita

o una rama de canela

La preñez bajo el cielo

la ensenada húmeda

entre los árboles

-cada uno dice su nombre-

Y comienza con el golpe del talón

en el costillar

en el que tenía

escurriendo la loza

-hoy te muestro los hechos como un libro-

Así sonaron los tambores en mi cuarto

patadas

el enojo del pecho.

Pronunciamos

samuel

y ambos fuimos

escuchados

2. Luego permaneció el tambor

las pepitas de oro

entre el limo y la arena

en los días sin hueso

la felicidad es un coro en un pueblo vacío

con los años

tantas veces vertida la leche en las tazas

se distingue

de igual forma

en el paso del hombre

y cada instante samuel

permanece

eternamente encendido

3. Pega el oído a la tierra

y ven al mar bajo un olivo

Lo sabías

del agua en las paredes

que la tierra sufre

continuas

transformaciones

y el observador amante

jamás se aferra

hasta quemar el hilo

Todos somos descendientes

del tambor

tantas veces vertida el agua en la jofaina

samuel tú lo trajiste

aquel refrán de viejo

humillada por la claridad

vi mi rostro

cuando te levantamos

4. De pronto,

no estaba papá

y no lo veías junto al lavabo

ni pegado al fuego de la cocina

Hay una diosa que susurra

que te alimentará

si agachas tu corazón

ejercicio simple

para un hijo bueno

desde la ventana vimos el laberinto nevado

y nos sentamos a coser

rezando sobre mis piernas

nunca sabremos cómo lo encendimos

pero la nieve desapareció

y el laberinto

en un extraño recogimiento

5. Tu hermana se levanta acude

con el poder que tiene

y dice,

que debe espantar a los fantasmas

dentro de los sueños soñamos

con esta vigilia de madre

hijos

tan verosímil que oculta

la auténtica realidad

despierta me disculpo por lo que no os daba

pero el relato del sueño os veo

enormes

pacíficos

ballenatos

que no se adhieren a las orillas

y sonrío,

en cualquiera de las coordenadas

6. Finalmente nos fuimos

dejando atrás el antiguo mapa

el abrevador de miseria

cuando era tan estrecho el túnel

para ofreceros mi corazón.

Y supimos escalar los peldaños

para otear el horizonte desde el castillo

ninguno lo dudamos entonces

Dibujamos la cartografía emergente

sobre un papel que guardamos

entre la camisa y el pecho

Anduvimos durante todo el día

al ritmo de los tambores

pero al anochecer

reposamos

sobre las camas antiguas

con la leve duda

Si acaso

habíamos sido los mismos

7. Jamás terminará esta historia

samuel

uno tras otro el golpe del tambor

en el costillar

un vientre que aguarda

la llegada de tu barco

y luego, una pluma

te desvelará el secreto

cómo pisa el hombre un surco

y lo mima

hasta hacerlo tan grande la horma

de su propio paso

mañana mamá será haber sido

y el fuego lo encenderás tú solo

cuando aprendiste a reunir la leña

con siete años al ritmo del cuerpo

puliste con prontitud

la verdad tan frágil

en un extraño recogimiento.

Morpho azul

No has visto ciudad tan densa. Apretados pilares
de cristal parten los rayos. Aquí
la forma es el color,

el cómo y el qué
son un circuito

De“Tratado de las mariposas” (Ed. Ediciones Tigres de Papel 2018)

Saúco. Ruis

I

En un trapo de cocina trae la bruja su tesoro:

flores blancas y serénate;

abre el pulmón,

para vivificar la sangre

presiona esas bayas oscuras

(todo fue obtenido en un solo paseo).

II

A los trece años, a horcajadas,

la rama la sacó del cuarto.

Sobre el arbusto del conocimiento

volaron

y la dejó caer.

III

Mira su caballo mágico contra la aurora

después de la fiebre.

De “La escuela de las órbitas”(Olé libros 2022) 

Abedul. Beth.

I

Los corazones adolescentes contienen abedul,

por eso se agrupan tanto y en lo húmedo

clavan raíces; dice la Luna

dice caricia y disfrutad el lodo.

Por eso la esperanza

los abedules tienen

la Luna en la madera.

II

Una mujer mayor también es abedul,

si al escucharte rezuma betulina

y los hechos cristalitos te resbalan;

te toca el borde

y espanta cuatro cuervos,

la piel brillante con el tanino,

la savia es dulce

y el asfalto es polen.

De “La escuela de las órbitas“(Olé libros 2022) 

Yaiza Martínez (Las Palmas de Gran Canaria, España, 1973). Poeta, narradora, profesora y periodista especializada en divulgación científica. Dirigió la revista Tendencias21 durante más de una década, hasta finales de 2017. 

Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad Complutense de Madrid, ha sido una de las impulsoras del Proyecto Genialogías de la Asociación Genialogías de mujeres poetas, que trabaja para dar a conocer las voces de las grandes poetas españolas del XX y XXI. Con este fin, entre otras actividades e iniciativas, Genialogías ha lanzado la colección de poesía de mujeres Genialogías. 

Como autora, ha sido incluida en múltiples antologías y libros conjuntos; y parte de su obra ha sido traducida al inglés, al griego y al noruego. Poemas suyos han aparecido publicados en diversos medios como ABCEl signo del gorriónVeraLos novelesSol NegroArtes HoyAfterspot, etc.

Obra poética:

  • Rumia Lilith (Colección Zigurat, Ateneo Obrero de Gijón, 2002)
  • El hogar de los animales Ada (Editorial Devenir, 2007)
  • Agua (Ediciones Idea, 2008)
  • Siete-Los perros del cielo (Leteo, 2010)
  • Caoscopia (Amargord, 2012)
  • El argumento de la realidad, colección Ejemplar Único. Con interpretaciones pictóricas de los poemas realizadas por Gabriel Viñals (junio de 2014). Edición digital en Ediciones Tigres de Papel. (noviembre de 2014)
  • La nada que parpadea, Colección eme, Ediciones La Palma (2016).
  • Cuando. Proyecto Artemisia “Atravesar el bosque”(2016).
  • Tratado de las mariposas (Ediciones Tigres de Papel, 2018. Reedición mejorada con sendos prólogos de Juan Hermoso Durán y Carmen Anisa y un glosario naturalista de mariposas, 2021).
  • Árula (galería Luis Burgos de Madrid, en colaboración con el pintor Tony Squance).
  • La escuela de las órbitas (Olé Libros, Colección Libros de la Hospitalidad, 2022).

Novelas

  • Las mujeres solubles (Lulu.com, 2008)
  • Interbrain (Novela juvenil. Mandala, 2017).

Enlaces de interés :

https://www.facebook.com/yaiza.martinez.7

Yaiza Martínez: «Si volvemos a encantar el mundo, nos sentiremos incapaces de dañarlo tanto»

Hola, 👋
Bienvenid@s a PoetryAlquimia.org. Un espacio donde las voces poéticas del mundo resuenan con fuerza.

Suscríbete a nuestro boletín para recibir las nuevas aportaciones poéticas.

Deja un comentario

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑

Descubre más desde Poiesis/ποίησις

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo