Poemas de Lázara Meldiú

El niño lucero

La luna está acariciando

en su regazo de plata

al lucero de la tarde

como en luminosa hamaca…

 -Dame un beso mi lucero-

le dice la luna clara

y el lucero, que es su niño

le besa manos y cara.

Madre del lucero, ella

 todas las tardes lo manda

que cuando el sol se retire

se asome por la ventana.

Madre luna, que bonito

es este collar de ágatas

que te pones por las noches

 sobre tu cuello de garza…!

-Este collar que me dices

lo recogí una mañana

cuando bajaba a la mar

para bañarme en la playa-.

 La luna lleva un vestido

todo de camelias blancas,

sus zapatitos tejidos

con hilos de mil arañas.

Una cofia de crespones

con chaquiras de esmeralda,

son luciérnagas dormidas

en su cabellera larga…

¡Ay, la luna que acaricia

en su regazo de plata

a su lucerito niño

en el amor de su hamaca…!

¡Ay, el lucerito claro

que tiene madre tan blanca

y le permite asomarse

 a veces por la ventana…!

Lucero y luna han llegado

arriba de la montaña,

allí, en alcoba de sombras

tiende la luna su cama.

Y ya se cierran las puertas

de la noche sosegada

los párpados del lucero

cierran su carne de nácar.

 -Madre, yo quiero dormir

en el amor de tu hamaca-.

La luna alarga los brazos,

llenos de camelias blancas…

y…allá en el oriente empiezan

las alondras su cantata.

María de la Luz Lafarja Urrutia, Lázara Meldiú, (Papantla, Veracruz, México, 9 de enero de 1902 – Ciudad de México, 4 de mayo de 1884). Poeta, sindicalista, editora y feminista pionera en la lucha feminista de la primera parte del siglo XX en México.

Desde muy joven y de manera autodidacta comenzó a escribir poemas. Después destacó por su activa participación en el sindicalismo magisterial y en la Liga de Escritores y Artistas Revolucionarios. Con otras 13 mujeres que representaban a más de 800 organizaciones femeninas de todo el país, constituyó el comité directivo del Frente Único Pro Derechos de la Mujer. Ahí trabajó con Esther Chapa, Frida Kahlo, entre otras.

El 17 de octubre de 1953, después de una lucha de más de veinte años entró en vigor la reforma constitucional que permitió la participación de las mujeres para votar y ser votadas en elecciones federales.

En la década de los 40’ Lázara Meldiú fue una de las fundadoras del Ateneo Mexicano de Mujeres y de la publicación literaria-científica Ideasla revista de las mujeres de América, en la que llegaron a escribir Simone de Beauvoir y Gabriela Mistral, entre otras intelectuales de la época.  

Aunque se dedicó sobre todo a la poesía, publicó una novela corta de contenido social.

Hay un prestigioso premio en México que lleva su nombre : El Premio Nacional de poesía “Lázara Meldiú

ObraFlechas; Arrullo; Devoción al Quijote (1947); El dolor de la astilla; Columpio. Letras para niños (1952); Surcos en promesa (1957); Cinco sonetos vegetales (1957); Elogio del café (1965); La ciudad perfumada (1982); Canto en tres tiempos; Canción de cuna; Cántico; Elogio del maíz; Balcón sobre el mar; Vida, pasión y muerte de una rosa; Con la tierra que soy; Colinas en otoño; Carabela hacia la sombra; Ocarina de agosto; Ánforas de luna y de dolor; Manos ausentes.

Enlaces de interés :

http://cronistadepapantla.com/_prs/_fls/L_Meldiu.htm

Hola, 👋
Bienvenid@s a PoetryAlquimia.org. Un espacio donde las voces poéticas del mundo resuenan con fuerza.

Suscríbete a nuestro boletín para recibir las nuevas aportaciones poéticas.

Deja un comentario

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑

Descubre más desde Poiesis/ποίησις

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo