9 Poemas de Lila Zemborain 

Hay como un desgajamiento en una zona en el medio del

pecho que me dice que no tengo que separar el por del qué

en la pregunta. Como si se abriera una oscuridad que debe

mantenerse densa, opaca, olorosa a moho, como el interior

del caño que atraviesa los caminos para desagotar el agua. Esa

consistencia palpable del túnel oliendo a barro, hojas secas en

descomposición, el frío del invierno cubriendo los árboles,

la humedad gris que se concentra en la tierra después de dos

días de lluvia. Una mezcla de placenta comida y movimiento

lento y oleaginoso, adiposidad, donde lo vegetal, lo animal y

lo humano se encuentran.

¿Qué es hablar de la naturaleza sino de la presencia indeclinable

de los detalles y de la diversidad? Contemplar una flor y

desarrollar por analogía una serie de disquisiciones que llevan

al yo o al otro.

de Guardianes del secreto (1989-1999)

como un rasguido, un rasgado del

alma, un celeste rasgarse de la atmósfera con

el ruido ensordecedor que surca los cielos, que rasga

los cielos, cielo celeste rasgado por el clamor, sonido

que rasga el celeste, celeste cielo escolar, celeste

cielo que damos por sentado, celeste cielo

que allí permanece, pero el sonido como una

trincheta rasga el celeste, cae del cielo el emisario

se dirige con su instinto hacia las sombras

amor, amor celeste de los cielos, cielo de mis

entrañas, mi hijo, mi hijo, por qué no ser un solo

llanto, un solo llanto y ser un solo llanto celeste

ensordecedor en el cielo celeste del otoño todo

rasgado, todo rasgado por el ruido ensordecedor del

cielo, cielo celeste rasgado, cielo celeste, azul celeste

lorenzo, lorenzo y el horror tan ajeno de lo

otro, de lo otro que es horror, pero es un hijo que

está allí, tan cerca del impacto, por suerte, tan cerca

del impacto que es alivio y pavor e incertidumbre y

constancia, pero es hijo que está allí vivo, los

árboles en su lugar, la escuela en su lugar, la plaza

en su lugar, lorenzo en su lugar, lorenzo en

su lugar, lorenzo en su lugar, mi hijo lorenzo en su

lugar, mi hijo lorenzo en su lugar, lorenzo en su lugar

lorenzo en su lugar, lorenzo en su lugar, lorenzo

lorenzo, lorenzo, lorenzo, lorenzo lorenzo, lorenzo

lorenzo, lorenzo, lorenzo, mi amor lorenzo

mi hijo lorenzo, lorenzo en su lugar, lorenzo

lorenzo, lorenzo, lorenzo, lorenzo, lorenzo, lorenzo

lorenzo, lorenzo, lorenzo en su lugar, lorenzo en

su lugar, y un deseo y sensación de abrazo, de enorme

amor en la distancia, lorenzo en su lugar, y todo lo que

es mío y es lorenzo, y todo lo que es mío y es lorenzo, es

mi vida y es lorenzo, es mi amor y es lorenzo, rasgado

el cielo, rasgado el celeste del amor, rasgado el cielo

en mil pedazos, rasgado el cielo, lorenzo, rasgado el

cielo, lorenzo, es mi amor, es mi amor, es lorenzo, rasgado

el cielo, es lorenzo, es lorenzo, mi amor es lorenzo,

mi amor rasgado el cielo es lorenzo

y no poder dar fin a ese dolor del que se salva, y no

poder dar rienda suelta al dolor del que se

salva, dar rienda suelta al dolor, y es tan otro

el dolor de los otros que es intolerable, y es tan

otro el dolor que no se puede ver ni oir, aunque se

ve y se oye, allí en la permanencia del celeste

de Rasgado (2006)

si hay camino son las sombras evitadas como

helechos creciendo entre los bosques; una vida que

no ha sido se retrae a la humedad de las termitas;

nadie habla ya de los efluvios sustraídos, se lamenta,

se lamenta, se lamenta el cuerpo mientras lame la

herida que no cierra; abre la boca, circula el aire y

en ese pozo se instala la constancia de que las

sombras no habitadas son a veces necesarias para disipar

la vida; aunque ese cuerpo la acecha por las noches

y se acomoda en su pecho en borboteos apretados,

comprende que la luna se negó a ser coherente con

su historia; bajó hasta los codos su amargura y allí

se decantó su cobardía; pero este lenguaje de zozobra

ya no la dictamina, como si el agua hubiera disuelto

su premura; es ahora la instancia de los cuerpos

exactos la que inscribe su templanza; limpia con la

blanca pluma de una gaviota la arritmia del estruendo,

blanca en su fina contextura de bambú; abre, piensa,

expande en la caricia su escarmiento; no era

necesario tanto asombro aduce ahora, que su

pena comienza a perdonarse

de Malvas orquídeas del mar (2001)

Una mujer que va a parir

es una heroína que se entrega

a la batalla

con la cara al viento

.

Deponer toda armadura

es la consigna vital

.

El viento va y viene

Azota con su ritmo

.

Una mujer que va a parir

se afloja al embate del agua

Se afloja y resiste

porque sabe que ésa

es la consigna del triunfo

.

Una mujer que va a parir

mira los acantilados

pero no se arroja

El abismo la llama

y ella no responde

porque sabe que en la caída

no hay trofeo

.

Una mujer que va a parir

sabe que su cuerpo

es una máquina expulsora

sabe que no es dueña de su cuerpo

ni del cuerpo por nacer

.

Su sabiduría se forma

durante la gestación

Hay tiempo suficiente

para aceptar aquello

contra lo que se rebela

.

Una mujer que va a parir

aprende a dejarse fluir

en un ritmo incontrolable

.

Lo que se avecina después

no lo puede prever

Pero sabe que no dejará de ser

sino un evento más

un acontecimiento al fin

en una vida que transcurre

Así, el pescado que comí anoche resuena en

las dendritas invocando al tiburón que se pasea por tu

mente cuando te alejas de la COSTA y ya las piedras no

son la cercanía; la determinación de la distancia se altera

irremediablemente con la imprecisa irritación del agua viva

que te roza con sus filamentos de plata exasperando la fijeza.

Entonces el

ritmo se instala en las palabras, así como la respiración intenta 

digitar un orden, reverberaciones del sonido para apaciguar

lo inestable. Y otra creencia se presenta en la necesidad de

aquietamiento de la sincrónica susceptibilidad de lo viviente,

puntual desequilibrio en la piedra movediza de Tandil, aguas

desbordadas, el viento patagónico que acecha, mientras la costa

se hace tuya en la arena que adoramos, y ráfagas y relámpagos

en los cielos y fracturas, fragmentos, FRACCIONES

fractales, fragilidad, fragancia, fraterno, y Gertrude Stein en

la repetición de un cubismo inconcebible.

de El rumor de los bordes (2002 – 2003)

Ra Ma Da Sa Sa Se So Hung

El blanco no es un color

                    es un color acromático

          de claridad máxima

                            y de oscuridad nula

                                      que se percibe como consecuencia

                    de la foto-recepción

                                      de una luz intensa constituida

                    por todas las longitudes de onda

                                                          del espectro visible

                    Se asemeja al color de la nieve

                             aunque otras sustancias de máxima

                                                                    refractancia

                                      como la magnesia y la baritina

                    resultan ejemplares también

Del latín vulgar blancus

                             éste del germánico

                                                blank 

                                                           brillante

                             forma extendida de la raíz indoeuropea

                    bhel–

                                                    brillar destellar quemar

          En idioma castellano comienza

                    a usarse en 1140

de Matrix Lux (2015-2016)

El lado oscuro, el lado filoso de la ironía, rasgar al otro con palabras ya no urge en mi memoria que se aleja del entorno para pensar en sentidos olvidados. 

          Soy una pregunta que se extiende hacia la noche, soy una amiga ahogada en una bañadera, soy las células que sostienen mi cuerpo en elPRESENTE, soy en este momento un espacio en las cadencias, soy un portento que se apunta hacia un destino, soy una cama y un hombre en esa cama, soy una respiración, un hálito, un brazo cruzado en los ensueños, soy el sobresalto que circunda por las FIBRAS, soy la piel que a oscuras acaricio, soy el deseo que amparan las membranas, soy un mecanismo que expande relaciones. Soy, no quiero ser, sólo soy.

          El yo últimamente me molesta. Oigo el yo en mi boca pronunciado, el yo me irrita, ya no me entretiene, se ha vuelto intolerable.

Azul

En la memoria hay un gris
interminable, interminablemente
interminable
que quisiera en un rato
definir buscando en una tabla
de colores su precisa entonación
porque llamar gris
a un gris es infundado
siendo los grises tan narcóticos
en su delimitada transparencia
que podría decirse que este
gris es casi azul,
o podría ser un verde, no quisiera
entonces decir gris
verdoso o azulado, sino
un gris que sólo se define
en su textura
porque este gris es denso
a pesar de su lisura
es un gris compacto
lento
minucioso
un gris debidamente
calculado
Y no saber
si el gris es un azul profundo
azul oscuro profundo, casi gris
porque ¿qué distancia tienen
los colores uno de otro?
¿qué precisa diferencia hace que 
ese tono haya quedado en la
memoria como una
loza rajada?

Ra      Ma      Da      Sa      Sa      Se      So      Hung

Como cordero abierto 

-de par en par-

el cuerpo desea 

palpar la vida

Lila Zemborain  (Buenos Aires, Argentina, 24 de enero de 1955).Poeta, critica literaria y docente. Es hija de Rosa Zemborain y sobrina nieta de las escritoras Victoria y  Silvina Ocampo.  En 1985 se traslada a New York junto con el artista plástico Rafael Bueno, y realiza una maestría en literatura hispanoamericana en New York University, que derivó posteriormente en el doctorado. Desde ese momento se queda en USA, salvo por una pausa a principios de los noventa, en la que regresa a Argentina para tener a su hijo Lorenzo. El nacimiento de su hijo dio lugar al primer libro publicado de poemas, escrito entre los dos países.

Desde 2000 hasta 2007 fue directora y editora de la serie de poesía Rebel Road, y desde 2003 dirige la serie de poesía KJCC, en el King Juan Carlos I Center, de New York University, donde del 2009 al 2012 dirigió la Maestría en Escritura Creativa en Español de esa universidad. En el 2006 enseñó en Naropa University, Summer Writing Program.  En 2007 recibió la beca Guggenheim y en 2010 una beca de residencia en la Millay Colony. En 2015 fue finalista del premio Festival de la Lira de Ecuador con el poemario Materia blanda.

Ha colaborado con Marín Reyna en el libro de artista La couleur de l’eau (París: Virginia Boissiere, 2008), y en los catálogos de arte Heidi McFall (New York: Aninna Nosei Gallery, 1995) y Alessandro Twombly (Bruselas, Alain Noirhomme Gallery, 2007). En el 2002 publicó ensayo Gabriela Mistral. Una mujer sin rostro. Su obra ha sido traducida al ingles y al francés .

Obra poética publicada :

Germinar (plaquette, 1983), Ardores (plaquette, 1989),Usted (1998), Ábrete sésamo debajo del agua (1993),Pampa (Nueva York: Belladonna Books, 2001),Guardianes Del Secreto (Buenos Aires: Editorial Tsé-Tsé, 2002),Malvas Orquídeas Del Mar (Buenos Aires: Editorial Tsé-Tsé, 2004),, Rasgado (2006), Mauve Sea-Orchids (2007), Guardians of the Secret (2008), El rumor de los bordes (Sevilla: Sibila, 2011), Matrix Lux. Poesía reunida(1989-2019)(Edit. Bajo la luna, 2019)que reúne siete libros publicados más dos inéditos.

Enlaces de interés :

https://dominicanaenmiami.com/?p=11293

https://churrunguistunguis.blogspot.com/2022/02/lila-zemborain-matrix-luxcarga-sus.html

https://www.hypermediamagazine.com/entrevistas/lila-zemborain-entrevista/

Hola, 👋
Bienvenid@s a PoetryAlquimia.org. Un espacio donde las voces poéticas del mundo resuenan con fuerza.

Suscríbete a nuestro boletín para recibir las nuevas aportaciones poéticas.

Deja un comentario

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑

Descubre más desde Poiesis/ποίησις

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo