9 Poemas de Huda al-Daghfag 

El significado

1

Ahora,

está en las entrañas de la calle.

En todas partes

Degollado
De significar.

Vivo está

En el corazón del poeta.

2

Una bola de fuego

su leña eres tú

Tu poema

¡Oh poeta!
No quema a nadie más que tú.

La Raiz

Escribe tu último poema
y cálzalo con tu renuncia;
anuncia tu nueva derrota
y vuelve a empezar, que ese es tu sino.
Escribe tu poema en un deseo,
no temas,
con un bolígrafo
o un lápiz;
habita en él.
No se ha de convertir en un cuadro
cuyos colores habrán de revelar su naturaleza;
extiende, pues, todas tus lágrimas.
Que no haya tinta que las llore contigo.
Recoge lo poco que queda de tu ánimo
Y vuelca en él tu optimismo.
No busques las causas:
Tú eres una de ellas
y también la más ardua.
El dolor de la rebeldía que en ti bulle nunca se acostumbrará a ellos;
El dolor de la rebeldía que en ti bulle nunca dejará de combatirlos;
No te retires,
tus otras vidas,
les proporcionarán, a ellos,
escalas
con las que treparán hasta ti.
Te superarán,
vamos,
no te dejes llevar por la tentación del retorno al origen;
resiste a los niños que hay en ti.
Llévatelos,
no les concedas tregua.
¿Lo harás?
Sé que no.
Despliega la negrura de tu caída
sin hacerla seguir de deseo alguno.
Seguirás retrocediendo
si no eliges un lugar dónde detenerte;
modérate
para que no se te castigue.
O sumérgete

para que no te conviertas en otro.
Seguirás yendo hacia atrás;
escoge un colofón apropiado
y encórvate,
después extiéndete
para formar un círculo que de ti
se compadezca.
Pero sigue así, arqueado,
para luego estirarte.
Rasga tu último poema.
Y con…ti…nú…a

2
Distended vuestras sombras apresadas
Y fluid, tiernos árboles,
Anegad el pavimento,
Vuestra emanación olerá el calor del sol.
Pero mis ojos brillarán como lámparas,
Su alegría reside en vuestros suaves murmullos que
danzan en la calma noche.

3
El árbol… Sólo una rama
Llora, llora, llora,
Sus lágrimas se vuelven bosque.

4
La hoja, verde, me llama.
La hoja, si la llamo, es amarilla.

5
La rama verde
Se acerca, se acerca el negro rostro
de la tierra,
se acerca. ¿Por qué?

Ultimo viaje

Así que el reloj de esta casa
es sordo.
Sus manecillas son labios mudos,
no le cuentan nada a su silencio.
El polvo desflora sus alas.

El reloj de esta casa
es una mariposa disecada.
Ella ha colgado en la ciega pared
su soledad.

La carga

Cuando me remito a mis principios
mi pueblo corta los hilos que nos unen.
Exhalo mis suspiros
y enciendo de nuevo la mecha;
y cuando lo veo, a mi pueblo,
en cuyo averno he olvidado todo a cuanto aspiro,
arranco una bandada de alas que vuelan.
Y me preparo,
sí,
me preparo.
Para caer y
seguir cayendo
por siempre.

Vacuidad

Conturbada,
mis palmas, apagadas.
Parece que es de noche aquí.
O será que el rostro se ha nublado
O que el temor del fin ha llegado.
¿Cómo?
¿Qué provocará el pavor terminal?
Mis manos durmieron y
algo dormitó con ellas.
¿Qué viste?
¿Qué es lo que ve el ciego?
Una llama que atrapa la brasa de sus ojos para que el aceite no languidezca,
ramas de olivo incendiadas de secreto,
un fuego sobre las espaldas;
y cuando mis piernas se extienden, sopló.
Mis oídos no durmieron,
observaron, con disimulo
la entrada de algunos parientes
confabulados con las veredas y las sendas.
Y también con los caminantes.
Mis pies se acurrucaron entre las ropas
y, luego,
comencé a diluirme.
Porque no hay niños que me retraten.
Por eso
me
he
Di… suel…to

Ola

Paloma sola
aúlla
hasta
La última gota
de su lengua.

Su nido es el mar
ensalzando sus alas.

Semillas

Se agrieta esta madre
y el campesino no florece.

La pequeña crece;
en su extrema imaginación
brotan los poemas de cada día.

Brotan
mientras ella crece
Crece
Crece

… y se la comerá la manta

La llovizna

En la primera página
arrojo el vacío
para tenderme en sus entrañas.
En la página siguiente
me refugio con un temblor
que son mis letras.
Temo que me afecte su vacío tan sugerente
y me envuelva hasta erigirse en azotea que me abruma.
Lloro sobre sus confines.
Su fe se fortalece
y decide abrazar mi rebeldía.
A lo lejos se agranda
y yo me empequeñezco
en el umbral de su amor.
Amo su condición de madre,
amo la escritura
y me amo,
igual que
A
M
O
Todo lo que en mí tiene temblor.

Huda al-Daghfag ( Magmaa, Arabia Saudí,4 de octubre de 1967). Poeta, periodista, redactora de asuntos culturales en el periódico saudí al-Riyad, profesora. Licenciada en Lengua y Literatura árabe por la Universidad de Riyadh en 1990.

Es miembro de la asociación internacional de prensa, ha trabajado en la prensa saudita y ha sido una activista en pro de los derechos de las mujeres. Ha escrito varios estudios sobre la labor periodística desarrollada por la mujer en Arabia Saudi y las nuevas tendencias literarias que se vienen realizando desde hace años en su pais. Ha participado en diversos congresos sobre el tema de la mujer, las libertades y el periodismo, dentro de su país y en el exterior. Durante 5 años consecutivos participó en el prestigioso festival AlGanadriyah de Arabia. También ha representado a su país en festivales poéticos en Bahrein, Omán, Emiratos árabes, Túnez, Egipto, Jordania y Suiza.

Ha publicado varias antologías poéticas desde 1983. Ha participado en numerosos certámenes, congresos y encuentros literarios.

En 2004, Obtuvo el Premio a la mejor actividad poética en Arabia.

En una reciente obra narrativa suya, Lahfah jadihah (Nueva alegría), Beirut, 2002, Huda prueba que el talento poético trasciende los géneros. Ella sobresale en la prosa poética, una forma no siempre celebrada en un medio cultural tan conservador como el que predomina en su país natal, pero que de todas formas es practicado ampliamente. En una de sus últimas colecciones poéticas, la poeta triunfa en ir más allá de la preocupación típica al ofrecer al lector preciosos flashes que iluminan de sentido áreas oscurecidas por el hábito y la rutina. Uno de tales poemas se refiere a la muy conocida frase de la cultura árabe que reza: «el sentido se halla en el ombligo del poeta» -sólo el poeta conoce el verdadero sentido de su poema-. Titulado «Sentido», en este poema juega con la similitud existente entre las palabras árabes shair (poeta) y «shari» (calle).

Obra publicada:

La sombra hacia arriba (1993),Nueva pasión (2002), El bosque de las mariposas (2005).

Hola, 👋
Bienvenid@s a PoetryAlquimia.org. Un espacio donde las voces poéticas del mundo resuenan con fuerza.

Suscríbete a nuestro boletín para recibir las nuevas aportaciones poéticas.

Deja un comentario

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑

Descubre más desde Poiesis/ποίησις

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo