15 Poemas de Daniel Fernández Abella

Quiero

Quiero…
Quiero volver a pasear contigo por las calles moscovitas bajo la nieve
juntos de la mano cuando el gélido aire de invierno nos golpee y sentir tu calor
y perdernos entre las multitudes que van de un lado a otro sin rumbo establecido
yendo de casa al trabajo, siguiendo sus vidas monótonas

quiero refugiarme contigo en un bufétchik cuando llueve
y compartir una taza de café caliente que renueve nuestro amor
y juntos de la mano vivir ese momento eterno a tu lado, contigo
siempre juntos, unidos como una sola persona

quiero perderme por los jardines soviéticos helados
pisando la alfombra de hojas que recibe nuestros pasos
por las calles llenas de transeúntes que se pierden en el tiempo y en la prisa
camino de sus casas, viendo transcurrir el devenir de sus vidas

quiero perderme, alejarme del mundo y encontrarme a tu lado
juntos como uno solo, recorrer el globo desde el amanecer hasta el ocaso
sentir de nuevo la tierra que pisamos y la piel erizada por la brisa
en esta utopía generada, en esta arcadia desconocida

Llanto mudo por españa

La mañana despuntaba fría
monotonía de nubes cubrían las calles y el sol
gritos de mercado y niños en las avenidas
corriendo y jugando

Todo eran grandes voces, sal de mercaderías,
aglomeraciones de gente en derredor
buscando ofertas y comidas
mientras el mundo seguía caminando

y entonces los cielos se oscurecieron
y las nubes taparon el sol
y una mañana todo estaba ardiendo
las hogueras salían de la tierra

devorando seres, pólvora y fuego aparecieron
y sembraron la tierra de muerte, llanto y horror
fuego y muerte desde el cielo lloviendo
bendecidos con la cruz y la esvástica, aliados en su guerra

la sangre corría en ríos que regaban los cuerpos muertos
Venid a ver la sangre por las calles,
venid a ver la obra de aquellos traidores
venid a ver la obra del fascismo en España

almas deambulan por los páramos desiertos,
antes llenos de vida, de pueblos, ciudades y valles
convertidos en polvo y ceniza, testigos de los horrores
de la poda de la muerte y su guadaña

No te mueras suplicaron al hombre
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.
"¡No nos dejes! ¡Valor! ¡Vuelve a la vida!"
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Le rodearon millones de individuos, gritando su nombre
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.
con un ruego común: "¡Quédate hermano! ¡No es tiempo para despedidas!"
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

todos los hombres de la tierra le rodearon y abrazaron
el cadáver triste, emocionado incorporóse lentamente,
abrazó al primer hombre y echóse a andar hacia el horizonte
huyendo de la guerra y de la vida, caminando hacía la luz y la libertad

mientras seguía lloviendo la muerte desde el cielo, abandonaron
las tierras donde la sangre corría libremente
regando las piedras, mezclándose con el barro, extraño simbionte
que recuerda lo acontecido, buscando una tierra de paz
Desde mi ventana

Desde mi ventana te observo, musa extraña, musa desconocida
rima consonante, mi ritmo, mi verso, estrofa medida
Eurídice, Beatriz, Penélope, tienes muchos nombres
muchos te han buscado lo largo del tiempo y los años

mujer con miles de nombres, estrella fugaz, meta perseguida
utopía inalcanzable, ángel caído, fruta prohibida
salvación y perdición de los hombres
tu semblante perfecto, tan conocido y a la vez tan extraño

Solo ojos para ti yo tenía, miradas perdidas en la inmensidad
de la ciudad, faro de luz que iluminas mi vida sumergida en oscuridad,
lucero del alba que me guías por senderos oscuros e inhóspitos
faro de Alejandría que señala el camino a buen puerto

Esperanza de vida en la inmensidad y soledad de la ciudad
mano que me guía y me cuida y elimina mi soledad
ángel del cielo que devuelve la vista a ciegos y agnósticos
aliento de la creación que devuelve la vida a los muertos

Mujer cubana

CUBA. En 1960 el famoso fotógrafo Korda, tomó una foto al azar en una celebración del 1ro. de mayo. Una muy bella jovencita cubana. Esta foto se convirtió un icono de la presencia femenina en la Revolución Cubana. La foto pasó a la historia como La Miliciana de Korda. Hoy hemos recibido la noticia del fallecimiento de la protagonista de la foto. Idolka Magaly Sánchez Moreno, a los 81 años y a consecuencia de un cáncer que la aquejaba hace algunos años. Fue una mujer sencilla, que describen como un ser humano bueno y sensible que su trabajo y familia giraron en torno a su vida. De principios sólidos aceptó y honró el símbolo que la vida le había asignado. Fuera de alguna entrevista siempre desdeñó cualquier consejo que le daban para sacar provecho económico de la imagen. Nos unimos al pesar de su familia. Ella representa el espíritu de las mujeres de su Pueblo para siempre. Ha sido un honor compañera.

Eterna miliciana cubana, compañera y camarada
sobre las cenizas llegas como rosadas caracolas
te recuerdo masticando aun su rabia, tu pecho herido por la metralla.
Mas tus ojos y tu mirada siguen denostando esperanza

Nuestro es el pan de cada día, el cielo y la noche estrellada
nuestra la tierra y sus frutos, el mar, sus vientos y sus olas
Ellos caminarán por el malecón hablarán de ti entre la arena y la playa
recordando tu ejemplo en canciones, poesías y alabanzas

Yo también quisiera hablar contigo miliciana
para que me contaras sobre tu pueblo y de su lucha
entre las calles de Santiago y del malecón de la Habana
tu memoria perdura y tu ejemplo e historia se escucha

y los viandantes y cubanos te recuerdan cada día
No me importa lo que diga los traidores, miliciana mía
hemos cerrado el pasado con gruesas lágrimas de pena
mientras floreces entre los algodones y las azucenas

17 de mayo de 2023

Alberto Kordá Quispe. La miliciana cubana (1962)

Punto de apoyo

Compañera, centro de gravedad, punto de apoyo
Porque no existe más patria que tu imagen animada,
imperturbable a la nieve, a las campanas doblando
mientras las masas agitan las banderas rojas
y las calles se llenan de cantos revolucionarios

Compañera, corazón tan blanco y tan rojo
eterna guerrillera, eterna camarada
por donde caminas vas sembrando
semillas de rebeldía y revolución, flores que deshojas
cada día y crean conciencia obrera en las fábricas y los barrios

Compañera, mi herencia de rescate
Mira y reconoce lo poco que queda de mi estancia en el paraíso.
El porvenir será refugiarme en tus labios y perder la memoria
creando un nuevo edén donde triunfe la lucha de clases
donde no hay dioses, reyes ni tribunos

Compañera, volcán activo
viviendo al día, sin pedir permiso
tejiendo y unidos por el hilo rojo de la historia
crearemos un mundo nuevo para nosotros, donde nacerán las bases
de un futuro sin explotación, donde la mayoría no esté sometidos por algunos

Compañera, sábana tendida al sol
lee a Lenin y a Marx, a Kollontai, a Vallejo, a Hernández, a Neruda
a Brecht, a Sastre, a Gramsci y todo lo que encuentres
y ocupa todo lugar en la barricada y en la lucha de clases

Distancia

pasó el tiempo
y entre nosotros se levantaron muros y alambradas
extensas fronteras que antes no existían
aduanas que impedían el paso y la circulación

pasó el tiempo
y en las fronteras las concertinas saludaban
a los extraños que intentaban y no conseguían
traspasar las fronteras que llevaban a su salvación

pasó el tiempo
un paisaje desolado se abría ante nuestros ojos
un abismo que se ensanchaba a cada paso, cada día
viendo como la distancia crecía y nacían los espinos
unos muros que crecían cada semana y se levaban al cielo

pasó el tiempo
el paisaje fue llenándose de deshechos y despojos
donde la memoria venía acompañada de la melancolía
recordando lo que juntos vivimos,
ahora sepultada varios metros bajo el suelo



Nana palestina

Duerme mi niña, no escuches el ruido de la calle
no escuches las bombas y las explosiones
no mires la muerte y la sangre derramada
no mires la indiferencia del mundo, solo duerme

Duérmete, mi niña de ojos bellos,
olvida la muerte que cae del cielo
olvida a otros niños, familias y vecinos
cierra los ojos, duerme y descansa, niña preciosa

Duerme mi niña y olvida los montes y los valles
de tu tierra, olvida los cuentos y canciones
que llaman a la lucha, a la resistencia y la intifada
que recuerdan el silencio del mundo, solo duerme

cierra los ojos, mi vida, mi cielo
volverás a ver a tus seres queridos y jugarás con ellos
abandonando la guerra y la destrucción, cruel destino
cierra los ojos, descansa, duerme y reposa


Rumbo al horizonte

En tus ojos veo el horizonte infinito
y un sendero que conduce a la libertad
en un mundo en ruinas y en cenizas
en un mundo al borde del abismo

cojámonos de la mano, despacito
ligeros de equipaje, en la nave a punto de zarpar
juntos y unidos, sin pausas pero sin prisas
que el camino que recorramos juntos sea el mismo

rumbo a nuevo mundo, sin cadenas ni lastres que nos aten y nos hundan
creemos una nueva vida, que durante siglos sea tu risa mi banda sonora
que sean los te quiero mi sustento y mi aire diarios
que mis virtudes y defectos los arrastre la marea

creando una nueva utopía desde cero, juntos donde el amor infunda
el calor necesario para que nuestras vidas se unan y pasen minutos y horas
donde solo nuestro amor y nuestro cariño sea necesario
donde todos los día cuando amanezca sea primavera

En tus brazos

En tus brazos me pierdo y me encuentro
me llevas por sendas inciertas
me guías como un faro a buen puerto
me dejas las puertas del paraíso abiertas

En tus brazos me duermo y sueño contigo
me llevas al reino de Morfeo, al paraíso perdido
al Edén soñado, al mundo prohibido,
volando sin alas, en tus brazos me abrigo

En tus brazos me arropo y veo el amanecer
y el tiempo y el mundo se detiene por un instante
nada importa, lo mundano deja de ser relevante
solo importa este momento eterno sin desfallecer

En tus brazos siento una clama y tranquilidad divina e infinita
que me transporta al paraíso y elimina mis penas y lamentos
creando un eterno y maravilloso momento
que nunca termina, que mi alma necesita

Al este del telón de acero

Recuerdo nuestro sueño de fugarnos al Este del Edén
de saltar los muros y barreras y traspasar el Telón de Acero

de cruzar las tierras soviéticas camino de Moscú y Leningrado
de huir con dos pasajes de tren Transiberiano

Recuerdo nuestros escondidos te quiero y cómo te dije "Ven"
ven conmigo a cruzar conmigo la patria del campesino y el obrero
la Patria socialista, la del artista, el profesor y el proletariado
la de los soviets, la fría y larga estepa de nuestros hermanos

Camino sembrado de rostros nuevos y utopías florecientes
de nuevas experiencias, de intransitados senderos y rutas desconocidas
de sueños nuevos, de esperanzas aún vigentes
de vivencias innatas, de fríos extremos, de nuevas partidas

Caminando hacía el horizonte de nuestra emancipación
en noches eternas dibujándote la felicidad, sin prisa y sin pausa
dos camaradas unidos en cuerpo y alma, bajo una misma causa
unidos bajo la roja bandera para hacer el amor y la revolución

Deseo

En una ciudad, perdido en la inmensidad y multitudes
mis ojos se encontraron con tu mirada
y las distancias se acortaron, el tiempo no importaba
los transeúntes se diluyeron y el mundo se detuvo

los vicios se convirtieron en virtudes
bajo los faroles de la calle iluminada
bajo las miradas ocultas en la noche estrellada
bajo los silencios y los gritos mudos

de aquellos que ignoraban lo que estaba pasando
de aquellos que ignoraban lo que acaba de acontecer
dos opuestos creando un solo ser perfecto y nuevo
a la oscuridad de la noche y el silencio de la ciudad

una mano que roza, invitación a seguir caminando
juntos, miradas que invitan al deseo y al placer
de ese momento eterno para alzar el vuelo
caminando al paraíso de la felicidad

El bulevar de la esperanza

Te busco entre las multitudes, esperando ver tu mirada
fugazmente, sabiendo que sigues ahí, entre la gente
perdida entre la inmensidad de la ciudad y del gentío
intento encontrarte, te extraño

la lluvia golpea mi cuerpo y las gotas mi alma apenada
mientras el tiempo pasa lentamente
cuento los minutos y segundos, tiempo perdido
mientras pasan las estaciones y los años

Tenemos tanto por hacer y tan solo una vida
Aunque el mundo estaba detenido
los minutos corrían muy deprisa
pero junto a ti el tiempo es algo secundario

Juntos de la mano, unidos frente a embestidas
frente al mundo inhóspito y hundido
en el fango, unidos somos una fresca brisa
de esperanza en las calles y los vecindarios

Juntos de la mano

Caminemos juntos por sendas inciertas
recorramos ciudades y paisajes perdidos
crucemos mares, montañas, estepas y desiertos
juntos de la mano, rumbo a lo desconocido

hagamos camino al andar, paso a paso, sin prisa
veamos pasar el tiempo y las estaciones
mientras nos dirigimos hacia el horizonte, hacia el atardecer
con el sol poniéndose tras la huella de nuestras pisadas

juntos de la mano con los bolsillos vacíos y las mentes abiertas
bajo la noche estrellada, caminando sin rumbo establecido
con las mentes renovadas y los corazones abiertos
a nuevas experiencias, sueños y deseos al fin cumplidos

seamos uno con la noche, con la tierra y con la brisa
fundámonos en un solo ser sin más preámbulos ni dilaciones
viendo como el tiempo se para, unidos en un solo ser
y nos fundimos en uno bajo el manto de la noche estrellada

Camino de Ítaca

A mi vida llegaron trenes poseídos de una pasión errante
cuyos raíles me conducían al paraíso deseado
cubierto de nieve el paisaje se abría ante
mis ojos, Arcadia, nueva Ítaca, destino soñado

Ahí estabas tú, paseando por el andén moscovita
con tus ojos mirándome llamando a la resistencia
mirada inquebrantable, compañera que clama desobediencia
eterna compañera de fatigas, rebelde e indómita

unidos en un eterno abrazo escribimos poesía y melodías soñadas
que claman por la libertad del hombre y de nuestros hermanos
En tus ojos veo un tren al que subir y perderme en el horizonte juntos de la mano
y desaparecer del mundo y perderme en el vacío de tu mirada

y fundirnos con el paisaje, juntos de la mano como uno solo ser
desapareciendo del mundo y del espacio, disfrutando el momento
mientras pasan los minutos y las horas y languidece el tiempo
creando momentos eternos que nunca pueden desaparecer


Y luego silencio

Abraza la vida
La energía, la felicidad para hacerte sonreír de nuevo.
Di sí, siempre sí y consigue hacerte volar.
Donde quieras, donde sepas, sin esa carga más en tu corazón
Esconde tus nubes, ese invierno que te duele
Curar tus heridas y luego algunos dientes más para comer.
Y luego verte reír y luego verte correr de nuevo
Olvídate, hay quien distraídamente olvida una flor, en domingo.
Y luego silencio
Y luego silencio

Daniel Fernández Abella (Madrid, España, 21 de octubre de 1989). Poeta, periodista especializado en periodismo histórico y cultural.

Descendiente de familia asturiana. Trabaja como freelance y colaborador en el programa La Hora de la República en radio vallekas. Ha realizado reportajes en Siria, Vietnam, Rusia, Jordania, Venezuela, Cuba, Ecuador, Francia, Italia, Camboya, Berlín y Egipto.


Nota : Todo el contenido poético así como la bio y fotografías compartidas ha sido seleccionado y cedido por el autor para su publicación en esta página.  Poiesis https://poetryalquimia.org/

¡Gracias a  Daniel Fernández Abella por su generosidad, atención y confianza!


Enlaces de interés :

https://diariosdeunescritorrevolucionario.blogspot.com

https://www.facebook.com/escritosyrevolucion

https://www.instagram.com/arte_pilar72

@FdezAbella Twitter

Hola, 👋
Bienvenid@s a PoetryAlquimia.org. Un espacio donde las voces poéticas del mundo resuenan con fuerza.

Suscríbete a nuestro boletín para recibir las nuevas aportaciones poéticas.

Deja un comentario

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑

Descubre más desde Poiesis/ποίησις

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo