9 Poemas de Koike Masayo 小池昌代

The Ashtray and the Girl

The girl who takes a dose of youthful souls 
Who doesn’t bow is still effective 

The end of summer 
In the middle of the road 
Lying on its back dead a Brown Baker cicada 

In the aunt’s folded fan 
Jammed within this year’s butterfly is dead 

In the tobacconist at the bottom of the slope 
Not moving an inch the perpectual shop assistant 

Children gleam 
Fish or skylarks 
Sped off in the direction of the sea-tang 

In the forlorn, tiny universe dog dung remains 

The power of green binds the window 
All the trees silently burst into flame 
Z, zzz, zzzz 
Buzzing green 

Afternoon in the locked music room 
A strange chord can be heard 

On top of the piano 
The ashtray and the girl 
Matches and a bundle of small candles 

‘Take off your socks’ 
‘Keep your skirt on’ 

The girl’s legs are slowly opened 
In the inlet giddy students in the grade above 

Looking from afar another girl 
This summer 
Binds all their pasts together 
Travelling behind them 

From tomorrow all will begin their end

El camino de las bestias

Por un camino de verano

Conocí a la bruja de las montañas.

un viejo remanente envuelto alrededor de su cabeza

jirones de tela colgaban de sus caderas

y una cuchilla rudimentaria

de paso

esa espada

clin,

resonó

con su pesado brillo

un diente en la esquina de la boca abierta

en la montaña de verano

que rebosaba de verde

un poco de oscuridad en la boca de la bruja

allá

todos los sonidos de la montaña

fueron succionados en orden, uno por uno

como un humo astuto

sin revelar tu nombre

alejado de la gente

y lo sabías bien

bruja te bajaste de la montaña

un día de verano hace treinta años

esa bruja

¿Quién podría ser sino yo?

el camino de las bestias

“Vivimos escondidos” resonó el eco de una voz

ni siquiera una mosca

el hubiera podido llegar

esa espalda solitaria

Her Words Return

I have few friends 
Among my few friends Miss Jôgasaki 
Liked bright, easy to understand 
Flowers like gerberas 
She had no dark side 
I am not Mino Monta* but 
No matter how old she got 
I wanted to call her ‘young lady’ 
Once in our workplace many of us played a game of depth psychology 
fortune-telling 
Each item had a picture and a question and you had to write a simple 
comment and answer 
Later the meanings of the pictures were revealed 
For example, the number of flowers indicated the number of future 
children one might have 
It was just a stupid game but all of a sudden everyone got excited 
Normally she stood apart from others and was a quiet, still person but 
Unexpectedly she joined in the game 

And 
One of the items 
Had the words 
‘I want to do it’ attached 
This was hidden from the group but 
It was actually an item measuring one’s sex drive 
When this was revealed 
Miss Jôgasaki cast her eyes down completely lost her presence of mind 
and grew horribly embarrassed 
We felt as if we had committed a terrible sin 

Miss Jôgasaki died soon after from uterine cancer 
I suppose she was a few years over forty 
She remained single and never suffered in her life so 
She always looked no more than twenty-five 

Sometimes 
Her words come to me 
In a casual way as if someone had forgotten a delivery 
Again and again as if her words were not quite there 
From the other world 
They lightly arrive ah, they’ve come, then, when I am quiet 
Like potato starch dissolving in water 
The grief slowly settles at the bottom 
I know that the surface of this world grows more and more transparent 
I too with my eyes downcast 
Fervently 
Wait 
For something to pass through me

La caja

Una caja
una caja vacía
altura
longitud
profundidad
La profundidad es lo que
más importa a Tokio Kinbara.
Si es poco profunda no cabe nada,
pero si lo es en demasía, se ahogan las cosas.
-Meto algo en el fondo de la caja y de allí lo recojo.
Lo que importa es la sensación de distancia que siente la
mano al tomarlo.
Al ver una caja vacía Tokio se estremece.
Es una manía que tiene desde joven, incorregible.
Le encantan las cajas vacías, antes las coleccionaba
pero actualmente las hace con sus manos.
-Hago unas cajas tan profundas
que no puedo dejar de atisbar; es mi vicio.
Tokio, que casi nunca se arrepiente,
algunas veces se pone modesto.
Condiciones de una buena caja:

1 Cuando se abre, ilumina la cara del que mira en un instante
2 Es tan clara que en ninguna esquina hay sombra
3 No es demasiado grande ni pequeña
4 Está en su sitio sosegada
5 Sobre la tapa, vea la hoja adjunta (que no existe todavía)

Tokio fabrica cajas por cajas.
El exterior tiene que ser rígido y firme.
El interior debe ser sorprendentemente delicado y fino.
La medida interior es el alma de la caja.
Cuando abre una caja Tokio Kinbara
siempre oye un gemido que se escapa.  
Una caja
una caja vacía
altura
longitud
profundidad
La profundidad es lo que
ha obsesionado a Tokio Kinbara durante la vida.
-Contemplando una caja, se me ocurre
la idea de meterlo todo en ella.
La casa de Tokio está llena de cajas vacías.
A veces el cúmulo se derrumba y hace ruido.
Tokio recoge una de las cajas vacías
y observa el vacío concentradamente.
El interior de la caja vacía
es todo el mundo real de Tokio Kinbara.

Al morir Tokio fue metido en una caja hecha por él mismo
-Cuando muera métanme en la caja.
es la única voluntad que dejó.
Altura
longitud
profundidad
sí, la profundidad.
Para Tokio la mayoría de los ataúdes normales parecían
demasiado estrechos y largos.
Además su profundidad no era suficiente
según la teoría de la caja de Tokio.
Vinieron tres mujeres que conocían muy bien a Tokio.
La caja preparada era profunda.
Dos de ellas sostuvieron a Tokio
y lo metieron en la caja tranquilamente.
La otra arregló sus piernas, enredadas en el fondo de la caja.
Tokio se sentó derecho sobre los talones en la caja.
Para que no se bamboleara la parte superior del cuerpo,
lo sujetaron con almohadillas que se habían preparado
y se fijó en la caja.
Tokio las había conseguido de una
empresa de transporte de ordenadores.
Como Tokio era un hombre muy bajo
esta operación fue muy fácil entre las tres.
La caja estaba hecha de cartón firme y pintada de rojo.
Altura
longitud
profundidad
En la caja hecha con medidas justas
Tokio parecía muy feliz.
Al final las tres mujeres la taparon.
Todas mudas, pensaron en la oscuridad
que habría dentro de la caja
¿Cómo huele, cómo se siente al tocar esa oscuridad?
Para Tokio Kinbara era un ritual antes de ir a la cama
tomar whisky pensando en “el interior de la caja vacía tapada”,
y era una de las cosas que más le excitaban;
las tres mujeres lo sabían mejor que nadie. Ninguna lloraba.
Durante tres días las mujeres bebieron mucho
y cantaron alrededor de la caja roja.
Satisfechas, finalmente quemaron la caja roja.
Como era de papel se consumió
completamente en poco tiempo.
En cambio, Tokio Kinbara se quemó poco a poco,
sentado sobre sus talones.

Antelope

It was the autumn of my fifth year when I encountered the antelope 
In the hot springs spa deep in the Hodaka mountain range 
The antelope silently drew near 
Through the steam it looked at my naked body 
I too stared at the antelope 

Separated from the herd an antelope 
Me completely on my own 
I scooped up hot water from the spa in the palm of my hand 
And threw it at the antelope 
It was a greeting in lieu of language but 
The antelope seemed a little startled 
When I saw the furry chest of the antelope wet with hot water 
I felt as if the solitude of the antelope had moistened 

The wind swept across 
The leaves on the trees shook 
Finally the antelope silently turned around 
Silently sprang up and returned to the mountains 

To the spa in my dreams 
In the dead of night gently I put my toes into the hot water 
Through the steam opposite I can hear faint steps 
That antelope 
Returns each time 

Not looking at anything with its cosmic vast eyes 
Drops of water from its furry chest 
Dripping drip drip

Intervalo

De lejos viene rodando una pelota
la pelota rueda, empujada por una patada
viene hacia mí pero estoy cansado
un niño corre tras ella
quien sabe si llegara aqui
o tal vez no
Casi me gustaría que viniera
pero si no llega, tal vez sea mejor
en este punto, la pelota se ralentiza
se detiene justo antes de alcanzarme
dejando una fría distancia ambigua
entre yo mirándolo
y el niño que la miraba
los tiempos no coinciden
ahi estoy yo el bebe y la pelota
breve intervalo de una confrontación sin nombre
sin arrepentimientos
la increible amabilidad de la pelota
breve intervalo de una confrontación sin nombre
sin arrepentimientos
la increible amabilidad de la pelota

(1997)

An Elegy

In one moment on an evening like this 
Summer is drawing to a close 
In front of a greengrocer 
Holding out a vegetable 
The woman’s young upper arm 
In front of the take-away food shop 
Counting her change 
Her sad profile 
Everything bathed in the light 
Has quietly 
Been drawn into the past 
The leaves high on the tree just sway green 
What is that power 
Why doesn’t it stop the summer? 
Abandoned in the grasses 
Between the wheels of the bicycle grass begins to grow 
To my bared arm 
I press 
My lips 
Bitter 
Terribly bitter

Invisible Connections Iv The Birth Of The Wind

From one side to the other 
just like a piece of cloth completely caught by the wind 
I want to go on living 
I am a cloth but 
like a person who sees me 
sees the wind and forgets the cloth 
I become the wind 
Then in a valley where the wind stopped 
suddenly I become once again a rag 
caught in the branch of the tree, above me 
A new wind blows from afar 
in a shape no one recognizes 
The rag addresses the wind 
‘I’m looking at you from here’ 
with a newborn baby’s coldest cry 
at that very time 
the wind was born 
Now, crossing a suspension bridge 
Now, competing with the water on the river 
blowing through valleys 
I am the wind 
The pain of separation from cloth 
My first memory of emotion 
the pain of cloth dispatching the wind 
is the oldest sensation that I have experienced 
The rag will rot away at the bottom of a deep valley 
And the wind 
with no memories no homeland no relatives 
because of its isolation is in a state of transparency 
Overtaking isolation 
The wind once more continues to blow

El espacio del Tanka* 

Would you please, read, it, twice, again?

-Léalos dos veces,

desde la sala alguien me lo pidió

y yo repetí dos veces cada uno de los poemas En un festival de poesía de Melbourne recordé

en la tribuna el juego de naipes Hyakunin isshu**, que jugábamos en los años nuevos

“OTOMENOSUGATASHIBASHITODOMEN”*** (Mi abuela solía recitar los poemas de las cartas,

y leía dos veces nada más que “la segunda mitad” de los poemas; así que ahora sólo recuerdo

la parte inferior de los poemas.) El que levantó la mano para pedírmelo fue

un japonés que llevaba mucho tiempo en Melbourne, el señor Tokita;

un hombre despreocupado muy cultivado

llama a su mujer australiana cortésmente y cada mañana prepara comida para llevar a sus

hijos

-Es posible que no me gusten las mujeres, por eso… Yo pensé que

le venía mejor

el epíteto “gentle” que a nadie. A ver, ¿por qué 

se recitan Tanka dos veces? ¿por qué dos veces?

Recitado dos veces, es más fácil entenderlo. Recitado dos veces, te impresiona más. La

primera vez se va, pero con la segunda empieza a vivir.

¡Uy!, una serpiente se me sale de la boca.

Cuando lo repites el Tiempo emerge en el poema Tanka. El tiempo Tanka, el tiempo emergente

sube ondeando y se lanza; mira, allí.

¿Por qué?, recitado una vez, no ocurre nada. La repetición es peligrosa; acelera el mundo.

Matrimonio, fracaso…todas las experiencias se clasifican en dos categorías;

o lo haces sólo una vez o lo repites más de una. Es decir, si lo repites, quiere decir que lo haces más 

de una vez.

La segunda vez iguala a la tercera y la cuarta. ¿Qué quieres decir?

Si lo recitas dos veces, aunque no lo repites más, la tercera y la cuarta vez y su voz – ¿la voz

de quién?- empiezan a sonar enroscándose.

La segunda vez es un espacio inmenso 

que incluye todas las veces más grandes que la segunda. Y un poema, todos los poemas

viven en el mundo más de dos veces. Se repiten, el mudo empieza a rotar en círculo. ¿Es

regresar al origen?

No,

regresando al origen va más allá no vuelve al mismo sitio

Poco a poco se desliza y se trastorna trastornándose sube más…

-Silencio, pasa la Poesía

por favor guarde silencio un rato. Amelia

es traductora de obras de Kawano Yuko**** y ella misma hace poemas Tanka

(dicen que va a salir en el programa de Tanka “Kadan” de la televisión pública)

los poemas Tanka traducidos al inglés perdieron el fuerte ritmo del poema japonés y parecían

pececitos que salían al océano No encontraba dónde estaba ESO en el inglés

ESO estaba perdido, me pareció La malla que tiende el inglés es

más burda y grande que la del japonés Yo, al revés

sentí la tentación de amarrar bien fuerte

los poemas tanka de Amelia en inglés con la trenza dura del japonés

Tanka, eso es una fuerza que se eleva dando vueltas la fuerza que eleva dando vueltas

twice, twice, twice, twice

-Átame

más y más fuerte

como si fuera yo un pañuelo estrujado para que ni siquiera una gota pudiera salir.

El festival de poesía 

empezó con una danza aborigen

Diinanyah, diinanyah, diinanyah, diinanyah

Piel morena, con su cabello trenzado

Jeanie Bell***** 

danzaba rodeando el fuego

Nosotros también nos juntamos alrededor del fuego y arrancamos hojas de eucalipto

una a una

y las pusimos en juego

-Pásalo a la persona de al lado. Un ramo de eucaliptos

se gira y gira

Diinanyah, diinanyah, diinanyah, diinanyah

Una voz ronca sonó en la oscuridad

En agosto de 2005 invierno seco de Melbourne

el viento sureño era frío y el norteño cálido

Más allá de la ciudad en que corrían los tranvías al sombrero blanco

del Sr. Tokita se lo tragó el viento se fue dando vueltas

*Tanka: tipo de poesía japonesa tradicional, que se compone de 31 sílabas (5-7-5-7-7).

**Hyakunin Isshu: Famosa antología de poemas japoneses del poeta Fujiwara no Teika en el siglo XIII. Traducción española: Cien poetas, cien poemas, José María Bermejo y Teresa Herrero, Editorial Hiperión, 2004. Estos poemas se usan en el juego de naipes (uta karuta) en el que dos jugadores escuchan a un lector que recita la primera mitad de los versos, y deben capturar las cartas que completan cada poema.

***”Otomenosugatashibashitodomen”: la “parte inferior” del poema del Bonzo Sojo, en una de las cartas más famosas de Hyakunin Isshu; “El viento del cielo / sople y acumule nubes / para cerrar el pasillo celestial / para que la bella doncella / se quede un poco más”.

****Yuko Kawano (1946- ): poeta representativa del Tanka actual.

*****Jeanie Bell (1949- ): lingüista y pedagoga australiana que ha contribuido a conservar el patrimonio lingüístico de la cultura aborigen.

Masayo Koike/ 小池昌代( Tokio, Japón, 17 de julio de 1959). Poeta, ensayista y traductora. Se graduó en el Departamento de Relaciones Internacionales del Tsuda Juku College de Tokio. Después de graduarse, trabajó como editora de revistas jurídicas en Hanrei Times Co., Ltd. durante mucho tiempo, más tarde se retiró. Profesora de la Facultad de Artes de la Universidad Rikkyo, donde estuvo a cargo de los cursos de poesía (hasta 2012).

Desde su infancia experimentó con diversas formas de arte, especialmente la música (estudió piano y viola) y la pintura, además de la escritura. Pero cuando tenía veinte años, comenzó a concentrarse en la poesía, el poder de la palabra

Su primer libro de versos publicado fue Mizu no Machi kara Arukidashite (Empecé a caminar desde la ciudad del agua), que fue publicado por una importante editorial de poesía en 1988. Su segundo volumen de poesía fue Seikasai(Festival de frutas y verduras), publicado en 1991. Su tercer volumen de poesía Eien ni Konai Basu (El autobús que nunca llega), publicado en 1997 y galardonado con el 15º Premio Gendaishi Hanatsubaki (Premio Camelia de Poesía Moderna). Su siguiente libro de versos Mottomo Kannohtekina Heya(La habitación más sensual) se publicó en 2000 y recibió el 30º Premio Literario Takami Jun. Luego siguieron dos libros más de versos, Yoakemae Juppun (Diez minutos antes del amanecer) y Ame Otoko, Yama Otoko, Mame o Hiku Otoko (Rain Men, Mountain Men and Men Who Mill Coffee Beans), ambos publicados en 2001. Su obra está reunida en Antología poética de Koike Masayo. Su más reciente libro de poesía Baba, basara, saraba recibió el premio Ono Tozaburo.

Además de poeta Koike es traductora de cuentos infantiles y también ensayista. Su colección de ensayos Okujoh e no Yuhwaku (Una invitación a la azotea), que se publicó en 2001, fue galardonada con el Premio de Ensayo Kohdansha. Más recientemente, en 2004, se publicó la primera colección de cuentos de Koike, Kankoh Seikatsu (La vida expuesta por la luz). 

Koike también participa activamente como crítica de libros en periódicos y revistas y en la radio y la televisión. Ha escrito una columna regular sobre poesía en el Nihon Keizai Shinbun (periódico económico de Japón) desde 2004. Su rango de interés se extiende al arte y el diseño, y una de las revistas que edita regularmente presenta sus propios dibujos.

 Enlaces de interés :

Pagina de la autora : http://koikemasayo.com

Hola, 👋
Bienvenid@s a PoetryAlquimia.org. Un espacio donde las voces poéticas del mundo resuenan con fuerza.

Suscríbete a nuestro boletín para recibir las nuevas aportaciones poéticas.

Deja un comentario

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑

Descubre más desde Poiesis/ποίησις

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo