6 Poemas de Athena Papadaki

Eva y las manzanas

Cuando Eva murmuro el sonido “yo” por primera vez

primera este vagó indeciso, inquieto inquieto y

necesitado de compañía y fué a sentarse

en un manzano y se convirtió en fruto.

.

Eva llena de sorpresa, murmuró

la palabra “amor”, y de nuevo estas cuatro

letras se transformaron en frutos.

.

Y entonces, mientras recogía los

frutos, ella conoció a Adan, y ofreciéndole

uno de ellos dijo “ Te…”

“Amo” dijo el hombre mordiendo

la manzana.

.

Y asi llegó la felicidad al mundo.

Huida de la pileta de lavar los platos 

Oh! ceremonia de los dedos

oh! lavado de la ropa.

Allí el jabón verde, puño de aceite

espeso

sobre el mármol.

Allí el audaz añil, casi una violación

en las aguas

territoriales del blanco.

Donde

la espalda se evapora

¡en qué paisajes!

La lejía y los humos negros de la

caldera.

Los acueductos parten de mi columna

vertebral.

.

Anochece en el pote de dulce.

Nubes, nubes de puchero, traen el

invierno a la cocina.

¿Qué ofrecí entonces? Una decoración,

por un momento me retiro. Y cambia

la marea del mosaico.

.

La otra cara.

En el canasto, berenjenas frescas

viudas nuevas

cortan el luto con algo de color violeta.

Me incita

Un plato de naranjas humeantes.

Sin embargo

Las escamas del pescado en la pileta de los platos,

lo transitorio.

Mis párpados se cierran hacia lo vano.

.

Alzo a contraluz los vasos de cristal,

¿están limpios?

Pedazos de diamante arrojan a mi rostro,

Sombrío

Que se desliza como un riachuelo.

Las lilas, las Lilas de un mercado de barrio

Me proyectan hasta el Paraíso.

Salva mis estremecimientos, cordera de vapores.

The Bride 

Slowly I descend from the heavens.

First lace

Second branch

One hundredth bead.

The veil is carefully lifted.

To my left side are horses in the pallid blue

until the appearance of

                                      Pandrossos the obedient,

my name is among the cows.

The mind cultivating 

cotton and cabbage

                the other language 

clay in the blood.

Girl in an elaborate territory

with kataifi

spinning its golden hair on the stairway

of almond.

                And the violin 

the king with his red nails 

pointing to 

the night, 

on her palate 

the Bible is thinking.

Tulle in the commandments 

                in abundance.

I will live

in the vineyards

in the proverbs

in the linen

in the heart

in the lullaby

in the dowry

in the shadow

in the muck

I will live in the family home

                            until

the nations turn their heads

in admiration.

I am a virgin,

tougher than cacti.

My body desired you in the night.

In the morning I looked for you with my soul.

Planchar

Nubes en forma de cerebro
reman sobre el vidrio limpio,
mientras lo azul se levanta
yo plancho,
evaporando en ráfagas, una camisa húmeda.

El orden de las cosas me rechaza.

Un ancla pesada me llama profundidad, o sea soy

necesaria.

Sin embargo
Me dilato hacia la deserción, como si no hubiese

pasado

nunca por las filas de los Lirios.
¡Este, sí, éste
planeta nuestro con sus preciosas necesidades!
Qué resistencia para no sucumbir en lo de honorable

ama de casa.

Hace años ya
el canasto de lavar
con la ropa como corderos enroscados,
me arrebata
devora mi canción.
Casi el pánico se apodera de mí.
Trato de encontrar un nombre para mis

codos desnudos.
Mientras
el mueble silencioso
mira hacia el mar
y lo toco,
el polvo en mis dedos es una gran

compañía.

Poner orden Algunas veces la

costumbre toca su plenitud.
Con cariño y sumisión protejo a mis

hombres.
Frecuentemente, hiero con puntadas la

ropa

en su beneficio

Los impostores de las habitaciones y

de los cajones,

no supieron

es un talento

elevar mis humildes fundas a

sacerdotisas de sueños.

Soy mujer, algo
como
medianoche, con la preciosa oscuridad

cruda aún.

El pino

Una nube se aproximó

y se posó suavemente

sobre un pino.

_¿”Puedo descansar un momento sobre tu rama?

He estado moviéndome todo el día”_

”Oh, por supuesto” dijo el pino,

pinchando a la nube suavemente.

“No existe dicha sin dolor”

murmuró

 la lluvia que caía. 

Country House

I will live with basil plants and pulses,

clasping my hands

I will pray for the cycle of my life to close gently.

The ceiling lower than the trees,

the front step two centimetres above

the silver driftwood of the shore.

Towards sunset at the turn of the skies

you lose your power

but gain radishes

and running water.

I step out on the balcony to take some air.

Between the door and the horizon god intervenes.

Athena Papadaki nació en 1945 en Atenas, Grecia. Estudió Ciencias Políticas en la Universidad y trabajó como periodista en el sector público. Ha publicado siete libros de poesía: Archangel of Concrete (1974); Ewe-lamb of the Vapours (1980); Earth Once Again (1986); So Pale Almost White (1989); Shop-window Lioness(1992); Sleepless woman of the Skies(1995); y In the Balcony´s Realm (1998). También ha publicado seis libros para niños. Selecciones de su obra han sido traducidas al inglés, francés, español, entre otros idiomas.

Hola, 👋
Bienvenid@s a PoetryAlquimia.org. Un espacio donde las voces poéticas del mundo resuenan con fuerza.

Suscríbete a nuestro boletín para recibir las nuevas aportaciones poéticas.

Deja un comentario

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑

Descubre más desde Poiesis/ποίησις

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo