8 Poemas de Adam Fethi,آدم فتحي

.اِخْلَعْ مَلَابِسَكَ يَأْمُرُهُ الطَّبِيبُ فَيَفْعَلُ. يَقِفُ الشَاعِرُ عَارِيًا
يسْتَعجِلُهُ الطَّبِيبُدُونَ أَنْ يَنْتَبِهَ إلى السَّمّاعَةِ يَحْمَرُّ خَدُّهَا عَلَى
صَدْرِهِ:وهذه؟
.مْشِيرًا إلى كَلِمَاتِ وأَوْجَاعٍ

.هذه لاَ أسْتطِيعُ أَنْ أَخْلَعَهَا، يهْمسُ الشَاعِرُ بِصَوْتِ بَعِيدٍ
أَصْبَحَتْ كِلمَاتِي وأوْجاعِي جِلْدةً ثَاِنيةً، حتّى أنِّي أخرجُ
عَارِيًاإلى الشّارِع
.لاَ ينتبِهُ إلى عُرْيِي أَحَدٌ

،تَمَدَّدْ يأمرُهُ الطّبِيبُ فَيَفْعَلُ.تُغْمِضُ السّمّاعةُ عُيونَها خجَلاً،
بَيْنَما الشّاعرُ يتأوَّهُ كلَّما جَسَّالطَّبِيبُ كَلِمةً فيِ جَسدهِ.أَينَ تَشعرُ
بالأَلَمِ؟
.فِي أَحْلاَمِي يَهمِسُ الشّاعِرُ

أشعرُ أَحيانًابِأنّي ألمُ يحْلُمُ كَيْ لاَ يَسْمَعَ نفْسَهُ.
حُلمُ يَتألّمُ كَيْ لا يُفكِّرَ.

صَارِحْنِي، هَلْ مِنْ أَملٍ؟

يَجِدُ الطّبيبُ أكثَرَ من سَببِ لِلْيَأسِ. لو اِنَتبهَ قَليلاً لَرَأَى
كَلِمَاتِهِفي صمْتِ العِيادَةِ تغْرَوْرِقُ بالضّحِكِ، بَيْنمَا السّمّاعةُ
:تُطمْئِنُ المَريضَ

أنتَ بِخَيْر يا صديقِي. أَنتَ
حيُّ مِنْ جَمِيِع جِهَاتِكَ. غَيرُكَ
.فَقَدَ نِعْمَةَ الألَمِ

نافخ الزجاجا لأعمى، أيّامُه وأعمالُه. آدم فتحي

Le Stéthoscope

Débarrasse-toi de tes habits, lui ordonne le docteur. Alors il s’exécute. Le poète est nu.

Le docteur le presse, sans prêter attention au stéthoscope dont la joue rougit sur sa poitrine :

Et ceux-ci ? Montrant des mots et des maux.

Ceux-ci je ne peux les ôter, murmure le poète d’une voix lointaine.

Mes mots et mes maux sont ma deuxième peau, si bien qu’en sortant nu dans la rue, personne ne

se rend compte de ma nudité.

Allonge-toi, ordonne le docteur, et au poète de s’exécuter.

Le stéthoscope ferme les yeux de honte, pendant que le poète gémit chaque fois que le docteur

tâte un mot dans son corps.

Où est-ce que tu as mal ? Dans mes rêves, chuchote le poète. Je sens parfois que je suis une

douleur qui rêve pour ne pas s’écouter. Un rêve qui souffre pour ne pas penser. Dis-moi

franchement, y a-t-il de l’espoir ?

Le docteur trouve plus d’une raison au désespoir. Mais s’il était plus attentif, il aurait vu ses mots

dans le silence du cabinet fondre en éclats de rire, pendant que le stéthoscope rassure le malade :

Tout va bien l’ami. Toi

Tu es vivant de tous les côtés.

Ce n’est pas le cas

De ceux qui ont perdu le don de la douleur.

El estetoscopio

Quítate la ropa, le ordena el doctor. Él lo hace. El poeta está desnudo.

El doctor ignora el estetoscopio que se enrojece sobre su pecho y lo presiona:

¿Y éstas? Señalando las palabras y los males.

Éstas no me las puedo quitar, murmura el poeta con una voz lejana.

Mis palabras y mis males son mi segunda piel; a veces salgo desnudo a la calle y nadie aprecia mi

desnudez.

Túmbate, ordena el doctor, y el poeta obedece.

El estetoscopio cierra los ojos, avergonzado, y el poeta gime cada vez que el doctor palpa una

palabra de su cuerpo.

¿Dónde te duele? En mis sueños, musita el poeta. A veces siento que soy un dolor que sueña para

no escucharse. Un sueño que sufre para no pensar. Dime, francamente, ¿hay alguna esperanza?

El doctor encuentra más de un motivo para desesperar. Pero si hubiera estado más atento habría

visto que sus palabras, en el silencio de la consulta, estallaban en carcajadas mientras el

estetoscopio tranquilizaba al paciente:

Todo va bien amigo. Tú

Estás totalmente vivo

Cosa que no ocurre

Con aquellos que han perdido el don del dolor

Traducción Munir Hachemi

Le poisson rouge

Une enfant, l’ombre dans l’eau, rêve qu’elle est un poisson.

Laissez-moi penser à sa couleur, murmure-t-elle. Je suis un

poisson rouge.

–Et qu’est-ce que je fais ?

Peut-être vais-je danser

Avec les coquillages.

–Ai-je un miroir pour me peigner ?

J’irai plutôt regarder en haut

Regarder toujours en haut

Pour tisser avec les rais du soleil

Une chanson à l’hiver.

–Aurai-je soif aussi ?

J’irai plutôt ramasser les fruits de mer, comme

Cette belle fleur.

(L’hameçon était tout près, pareil à un iris brillant à l’ombre

du pêcheur.)

Le poisson l’a-t-il cueilli

Que la fillette s’écrie :

Ah ! Si je savais…

La vie pourrit parfois

Par ses rêves,

Comme par sa tête pourrit le poisson.

El pez rojo 

La sombra de una niña cae sobre el agua. Sueña que es un pez.

Dejadme que piense su color, murmura. Soy un

pez rojo.

¿Y qué hago?

Tal vez danzar

con las almejas.

¿Tengo un espejo para peinarme?

Miraré mejor arriba

Mirar siempre hacia arriba

Y tejer con los rayos del sol

una canción para el invierno.

¿Tendré sed?

Recogeré marisco, los frutos del mar, como

esta hermosa flor.

(El anzuelo estaba cerca, tanto como un iris brillante a la sombra

del pescador).

El pez lo ha mordido

y la niña grita:

¡Ah! Si lo hubiera sabido

La vida a veces

empieza a pudrirse por los sueños

igual que el pez siempre

empieza a pudrirse por la cabeza.

L’embuscade

Je dors avec mon corps depuis des années, un œil mi-ouvert, l’autre mi-fermé.

Qu’un grain tombe de la grappe des êtres chers, et me voilà reveillé par le fracas dans ma chair.

Je vois ma main effrayée inspecter ses abords désarmés. Mon oreille trembler comme la tête d’une chatte en panique.

Ce bruit trahit-il la chute d’un proche ou d’un semblable.

Je dors avec mon corps depuis des années, un œil mi-ouvert, l’autre mi-fermé.

Ne sachant d’où le coup peut venir ? Du cerveau ? Des poumons ? Du cœur ? Du foie ? Du rein ? De la prostate ?

Merde ! (hurle l’enfant dans son vieux corps, dans sa cage mobile). Es-ce un corps ou un terrier d’assassins aux aguets ?

Depuis des années je mets ma main sur la bouche de ma bien-aimée

Depuis des années ma bien-aimée pose sa main sur ma bouche,

De peur que le sanglot de l’un ne réveille l’ennemi endormi dans le corps de l’autre.

Merde !

Es-ce mon corps

Ou mon ennemi ?

Es-ce un corps

Ou une embuscade ?

La emboscada 

He dormido con mi cuerpo por largos años, un ojo medio abierto y el otro medio cerrado.

Cada vez que un grano cae del racimo de los seres queridos

y me despierta el restallido de mi carne.

Veo mi mano espantada tentando sus bordes inermes. Mi oreja tiembla como la cabeza de una gata aterrorizada.

Este ruido traiciona la caída de alguien cercano o de un semejante.

He dormido con mi cuerpo por largos años, un ojo medio abierto y el otro medio cerrado.

Sin saber de dónde puede venir el golpe. ¿Del cerebro? ¿De los pulmones? ¿Del corazón? ¿Del hígado? ¿Del riñón? ¿De la próstata?

¡Mierda! (aúlla el niño en su viejo cuerpo, en su jaula móvil). ¿Es esto un cuerpo o una madriguera de asesinos al acecho?

Tras los años pongo mi mano sobre la boca de mi amada

Tras los años mi amada posa su mano sobre mi boca,

No queremos que el llanto de uno despierte al enemigo que duerme en el cuerpo del otro.

¡Mierda!

¿Es mi cuerpo

o es mi enemigo?

¿Es un cuerpo

o una emboscada?

Traducción Munir Hachemi

El barco

Un barco hacia una isla lejana dicen. A un sitio que no es

éste. Un barco para donde los ojos pueden ver, y las

almas no están oxidadas.

Nos ha consumido la vida, esta tierra

la han estropeado los niñatos y los chupadores de

sangre.

¡Vayámonos!

antes de que se nos agote el alma.

Un barco hacia la nada. Nos lleva y da vueltas. Da vueltas

y no llega.

A lo mejor, después de un tiempo

pasa la desgracia.

Un barco que aparece y desaparece, como el placer del

mar en las veladas de los marineros. Surge y se eclipsa

un año tras otro, como un cascote, envuelto de quimeras,

como si estuviera vacío. Nadie parece interesado

por sus pasajeros, señalando con la mano

ardorosamente

cada vez que sienten el olor de la tierra.

Un año tras otro, 

la desgracia 

no pasa

el barco

no llega

y sus pasajeros

no vuelven.

Unos en su nostalgia han desaparecido. Otros en su lejanía, en sus sueños se han enterrado, en su ceguera o bien en sus

risas sin alegría. Unos se han hundido en su egolatría, como si fuera su yo el camino del regreso.

Pero cuando han vuelto,

han alargado aún más la vida de la desgracia.

Traducción del árabe: Hedi Oueslati

The White Graveyard

Upon aging,
elephants hear the drum of death:

dom, dom, dom

and proceed
to the elephants’ graveyard
here or there
in the abyss
where nothing is heard but the moans of ivory.

– And poets, the girl asks,
do they age?

– Yes,
enormously.

But they hear
the drum of life:

dom, dom, dom

and they proceed
to the poets’ graveyard
here or there
in the abyss
where nothing is seen but

a white
paper
thrown
on the path of elephants.

El cementerio blanco

Al envejecer, 
los elefantes escuchan el tambor de la muerte:

dom, dom, dom

y diríjase 
al cementerio de elefantes 
aquí o allá 
en el abismo 
donde no se oye nada más que gemidos de marfil.

– Y los poetas, pregunta la niña, 
¿envejecen?

– Sí, 
enormemente.

Pero oyen 
el tambor de la vida:

dom, dom, dom

y se dirigen 
al cementerio de los poetas 
aquí o allá 
en el abismo 
donde no se ve nada más que

un 
papel blanco 
tirado 
en el camino de los elefantes.

Scorpion

Un petit scorpion dans un cercle de feu,

devant une grotte qui se meurt, se pique lui-même.

Puis s’en va loin dans une misérable boutade.

Ainsi boit-il la coupe en toute simplicité,

comme Socrate.

Mais là où la main tremble

Le dard ne tremble pas.

Escorpión

Un pequeño escorpión en un círculo de fuego

ante una cueva moribunda, se pica a sí mismo.

Después parte lejos en una broma miserable.

Así bebe la copa, sencillamente

como Sócrates.

Pero donde la mano tiembla

el dardo no ha de temblar.

La mariposa

El gusano de seda sale de su capullo, vuela, mariposa

pequeña, tocando con sus colores la puerta de la mañana, pero tiene que morir antes de la mañana

siguiente.

Cuando la mañana siguiente toca a su puerta, y le

reclama la muerte, la pequeña mariposa habrá crecido un

poco. Habrá querido sus utensilios nuevos. Se habrá

balanceado sobre la rama de una algarroba. Habrá

aprendido

a nadar en el aire.

Pero nadie le habrá enseñado

que vivir

a veces

aunque sea un solo día más

es una traición.

Traducción del árabe: Hedi Oueslati

Le Souffleur de verre

(Premier mouvement)

Comment écris-tu ? demande la fillette à son père

Aveugle.

–Je regarde longtemps en moi jusqu’à voir un trou dans la page. Sur le trou je mets un mot. Je

souffle dans le mot pour qu’il grandisse un peu. Ainsi j’obtiens parfois un poème.

–Et puis quoi ?

–Rien, sinon peut être, tomber dans le trou sans revenir.

 El Soplador de cristal 

(Primer movimiento)

¿Cómo escribes? Pregunta la niñita a su padre

Ciego.

Miro largo tiempo dentro de mí hasta que veo un agujero en la página. En el agujero coloco una palabra. Soplo

en la palabra para que crezca un poco y así, a veces, obtengo un poema.

¿Y después?

Nada… salvo tal vez caer en el agujero y no regresar más

Adam Fethi es el nombre literario de Fethi Gasmi (Túnez, 1957). Poeta, periodista, traductor y profesor.

Ejerció la enseñanza, pero fue separado de su puesto hasta 1987. Prefirió no ejercer más a mediados de los años noventa, para dedicarse totalmente a la producción literaria y al periodismo.

Ha escrito en periódicos tunecinos y de otros países árabes. Preparó y presentó varios programas culturales para la radio y la televisión hasta el 2008, y escribió varios guiones de películas. 

Su poesía de compromiso, escrita bajo el asedio de la represión política de las décadas de 1970 y 1990, se esforzó por mantener la libertad de pensamiento y expresión. Logró canalizar su protesta en varias canciones que le hicieron popular entre los estudiantes, y sus poemas fueron coreados por varios grupos musicales tunecinos, entre ellos al-Bahth al-Musiqi (Investigación en Música) y Awled al-Manajim (Niños de las Minas). También escribió canciones para cantantes famosos como Cheikh Imam en Egipto, Marcel Khalifa en el Líbano y su compatriota Lotfi Bouchnak.

Ha publicado un total de 15 libros entre poemarios y traducciones, tres de ellos fueron retirados de la venta y a otros dos se les prohibió su publicación. 

 Es autor de varios volúmenes de poesía, entre ellos  Ughniat al-Naqabi al-Fasih (Canción del unionista elocuente, 1986), Anachid li Zahrat al-Ghubar (Canciones a la rosa polvorienta, 1992), Poema de Jerusalén en la palma de la mano de Bagdad (1994), Nafikhu al-Zujaj al-A’maa (El soplador de vidrio ciego, 2011), que ganó el prestigioso premio Abou Kacem Chebbi y Poemas de amor y libertad (2000).

Ha traducido varias obras literarias, entre ellas  Journaux intimes de Charles BaudelaireSyllogismes de l’amertume de Emil Cioran,  Avicena o el camino a Ispahán (2000) de Gilbert Sinoué; Adiós Babilonia (2001) de Naïm Kattan

También condujo un programa llamado “Galería de libros“, en el que presentó a varios escritores tunecinos.

Premios :

Premio de la creación afro-europeo (dos ediciones, 1987 y 1990), Premio del Festival de radio y televisión de El Cairo (1993, 1995, 1997), y el premio internacional de poesía Abu-Al Kacim Chabbi (2012)

En 2019, ganó el Premio Sargon Pulse de Poesía y Traducción.

Hola, 👋
Bienvenid@s a PoetryAlquimia.org. Un espacio donde las voces poéticas del mundo resuenan con fuerza.

Suscríbete a nuestro boletín para recibir las nuevas aportaciones poéticas.

Deja un comentario

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑

Descubre más desde Poiesis/ποίησις

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo