9 Poemas de Nadia Anjuman

No deseo abrir la boca

No deseo abrir la boca
¿A que podría cantar?
Yo, quien es odiada por la vida,
tanto da cantar que callar.
¿Acaso debo hablar de dulzura
cuando siento tanta amargura?
Oh, el festín del opresor
me ha tapado la boca.
Sin nadie a mi lado en esta vida
¿A quién dedicar esta dulzura?
Tanto da hablar, reír,
morir, existir.
Yo con mi soledad forzada
con mi dolor y mi tristeza.
Nací para nada.
Mi boca se debe sellar.
Oh mi corazón, ya sabes que es primavera
el momento para celebrar.
¿Qué debo hacer con un ala atrapada?
Así no puedo volar.
He estado callada por demasiado tiempo
pero nunca olvidé la melodía,
que no paro de susurrar.
Las canciones que brotan de mi corazón
me recuerdan que algún día
romperé la jaula.
Volar de esta soledad
y cantar con melancolía.
No soy un frágil álamo
sacudido por cualquier viento .
Soy una mujer afgana,
entiéndase mi queja.

Estoy enjaulada en este rincón
llena de melancolía y pena…
Mis alas están cerradas y no puedo volar…
Soy una mujer afgana y debo aullar.

Vete

Te entregaría, incluso si fueras mi alma, el mundo
Oh, brillante amanecer, he terminado contigo, vete
Vete para que pueda volver a la noche, mi familia
Su textura retorcida y la mía se entrelazan, vete
Vete, porque estoy cansada del tumulto de nuestras trenzas y desgarros
Estoy muriendo de la lucha, vete
No, no digas que hay esperanza para otro amanecer
Mi esperanza está cerca de la muerte, vete
Soy de la tierra de la desdicha
¿cómo puedo relacionarme contigo?
No escuches la historia de mi dolor, vete
Déjame en la soledad de esta prisión desierta de la miseria
Oh, pájaro feliz que nunca ha visto una jaula, vete.

Historias trágicas

Oh historias trágicas

han encontrado morada en nuestros corazones.

Estos ojos tristes, estas amarillentas mejillas huecas

estas son las sombrías marcas de tu presencia

Oh ramas del dolor

Cien primaveras y otoños han ido y venido

brotes marchitos con corazones desgarrados

cien bloqueos y cien caravanas pasan

el Faraón muere y la historia de Nemrod termina

aunque todavía estés joven y fresco

recién salido del útero del jardín

Oh ardiente miseria

deja la extensión de nuestros corazones

no son las únicas cosas por las que vale la pena arder

Por vez única, pasa por la casa de otro

Oh historias trágicas

su compañía nos abruma

Si no buscan una nueva casa deben tener cuidado

Mañana nos iremos de las tristes ruinas de la vida

y ustedes quedarán miserables y descubiertas

en el limbo del tiempo

sin ninguna morada

Un llanto sordo

El sonido de las verdes huellas está en la lluvia

nos llega desde la carretera

almas sedientas y faldas polvorientas llegaron del desierto

su ardiente respiración y el espejismo fundido

de sus bocas secas y cubiertas de polvo

nos llegan ahora desde la carretera

sus atormentados cuerpos, muchachas criadas en el dolor

la alegría alejada de sus rostros

corazones viejos y alineados de grietas

no surgen sonrisas en los inhóspitos océanos de sus labios

ni una lágrima brota del seco cauce de sus ojos

¡Oh Dios!

¿Podría ignorar si sus sordos llantos que saltaron del cielo

alcanzan las nubes?

El sonido de las verdes huellas está en la lluvia

Traducción María Germaná Matta

Recuerdos de color azul claro – claro

Oh los exiliados anónimos de montaña,

Oh joyas de nombres sofocados en el pantano de silencio,

Oh tú, cuya memoria se pierde tenue

agua turbia del mar del olvido,

¿dónde está el origen clara de sus pensamientos?

¿Qué mano devastadora ha quitado sus caras de oro? En este vórtice, fabricante de la oscuridad,

donde se calmar a su luna?

Si después de este tormento, portador de la muerte,

el mar se calme,

si las nubes, de vaciarse de sufrimiento,

si la luna traen afecto,

alcanzaría la sonrisa? Si desea suavizar el corazón de la montaña,

la hierba crecería y no habría una abundancia?

En sus picos, uno de sus nombres se convertiría en el faro?

La apariencia de sus memorias luz azul – luz,

daría esperanza a los ojos cansados ??de peces miedo

del tumulto de la corriente?

Confusión

Una vez más estoy sola en la belleza de la noche
Una vez más estoy enamorada de su soledad
Una vez más todos están dormidos y estoy ebria de pensamientos
la noche me da muchos vasos para beber

Oh la belleza de ver con el ojo del corazón
Una vez más la luna me llama su hija
me llama dulcemente a su casa salvavidas
Cien veces me convence para que vuelva a casa

Una vez más tentaciones rodean mi corazón
para arrancar mi alma de este triste lugar
vuelo libremente hacia blancos horizontes
levanto la joya de mi vida de esta jaula

Si abandono este lugar oscuro, sabes
que mi hogar estará en el valle de la luna de Dios
Mi alma subirá al centro de la luz de Dios
Mi corazón será un refugio para señales de vida

Soy un pájaro sin alas que espera volar
¿Qué mano fuerte debo buscar para que me ayude?
Si nadie rompe esta cadena de hierro
arderé en la sed de la tentación

Me llevas al borde,
Oh, poema encantador, ayúdame
sin ti hay confusión en mi corazón
Me has atraído, ahora sálvame.

Recuerdos de leve tristeza

¡Oh exilios de la montaña del olvido!

Oh joya de sus nombres, durmiendo en el fango del silencio

Oh recuerdos destruidos, recuerdos de leve tristeza

en la turbia mente de una ola en el mar del olvido

¿Dónde está lo trasparente, la corriente manando de tus pensamientos?

¿Qué mano ladrona saqueó la estatua de oro puro de tus sueños?

En esta tormenta que origina la opresión

¿Dónde se ha marchado tu barca, tu serena plateada luna de embarcación?

Después de este amargo frío que da nacimiento a la muerte-

debería la mar desprender la calma

debería la nube liberar al corazón nudoso de penas

debería la doncella de la luna brindarnos amor, ofrecer una sonrisa

debería la montaña dulcificar su corazón, adornarse de verde,

volverse fructífera-

¿Cuál de tus nombres, en lo alto de la cima,

se vuelve luminoso como el sol?

El amanecer de tus recuerdos

recuerdos de leve tristeza

¿En los ojos de los peces fatigados por las inundaciones y

temerosos de la lluvia de la opresión,

se refleja la esperanza?

¡Oh exilios de la montaña del olvido! 

Cadenas de acero

¿Cuántas veces se ha quitado de los labios

mi canción, y cuántas veces

silenciado el susurro de mi espíritu poético!

El significado de la alegría era

enterrado por la fiebre de la tristeza. Si con mis versos que noten una luz:

esto sería el resultado de mis imaginación profundas.

Mis lágrimas no se utilizaron para nada

y se puede hacer nada más que esperanza. Aunque soy la hija de ciudades de poesía,

mis versos eran mediocres.

Mi trabajo es como una planta carente de atención,

de la que no se puede esperar mucho. En los archivos de la historia,

Esto es todo lo que me es

Traducción por Andrés Alfaro

Hay que intentarlo

La vida continúa
y no se preocupa por mi tristeza,
¿por qué no cuidarme y estar contenta?
Lo intentaré
intentaré dar forma a un hogar de amor y luz
en la altura de los pinos
en un lugar seguro que las águilas no pueden alcanzar
en un rincón protegido
ni siquiera el viento lo arrojará al suelo
Ella voló a la tierra de la esperanza y tejió un nido
y se instaló como una emperatriz en un palacio de plata
y cantó
La vida continúa
y no se preocupa por mi tristeza
hay que intentarlo.

Nadia Anjuman (Herat, 27 de diciembre de 1980?-Herat, Afganistán, 4 de noviembre de 2005). Poeta y destacada impulsora por los derechos de las mujeres, creando círculos de lectura en contra del régimen de su país. Asesinada a golpes por su marido.

Nadia creció en el seno de una familia numerosa. Estaba cursando la secundaria cuando los talibanes conquistaron el poder en 1996 e instauraron un régimen de terror. Prohibieron los juegos, la música, las fotografías y la televisión. A las mujeres se les negó el derecho a trabajar, estudiar y hasta salir a la calle sin estar acompañadas por un varón de la familia. Las mujeres acusadas de adulterio eran azotadas y lapidadas. Apasionada de la literatura, durante el régimen talibán asistió a clases clandestinas en un centro que de puertas para afuera era aparentemente una escuela de corte y confección, la Escuela de Costura la Aguja de Oro y donde en realidad se impartían clases de poesía y literatura. Por eso pudo leer a autores prohibidos, como Shakespeare, Joyce o Dostoyevski; y debatir, en libertad, con profesores que creían en su causa. Consciente, como todas las estudiantes, que si la descubrían sería encarcelada y torturada.

Tras la invasión estadounidense y la caída del régimen talibán en 2001, Anjuman comenzó a estudiar Literatura Dari en la Universidad de Herat y publicó su primer libro, Gol-e dudi (‘flor ahumada’) y logró cierta popularidad en Afganistán, Pakistán e Irán.

Durante años consiguió eludir el matrimonio infantil, pero finalmente sus padres la obligaron a casarse con un empleado administrativo de la Facultad de Literatura de la Universidad de Herat, licenciado en Filología y también conferenciante. Murió a los 25 años, de una paliza de Farid Ahmad Majad Mia ,el hombre con quien la casaron y con el que ella se sintió desde muy pronto atrapada y desgraciada.

El 4 de noviembre su esposo llevó a Nadia al hospital, posiblemente, ya fallecida, con signos de haber recibido numerosos golpes. La policía detuvo entonces al marido, que confesó haberla golpeado pero no haberla matado y aseguró que Nadia había tomado veneno y que ella misma se lo había confesado. Lo cierto es que tardó cuatro horas en llevarla al hospital con una herida en el cráneo y que tanto sus propios parientes como su esposo impidieron que se le hiciera una autopsia que permitiese establecer las causas de su fallecimiento. Sus compañeras informaron que todos ellos estaban indignados por considerar un oprobio familiar que una mujer escribiese sobre temas como el amor y la belleza. Nadia dejó huérfana una niña de pocos meses.

Una autopsia podría haber aclarado todo, pero sin pruebas, apenas un mes después de ser detenido, el esposo salió en libertad.

Las Naciones Unidas condenaron su muerte al poco tiempo. Su portavoz, Adrian Edwards, dijo que “la muerte de Nadia Anjuman, según lo divulgado, es de hecho trágica y una gran pérdida para Afganistán… Necesita ser investigada y cualquiera que sea encontrado responsable deberá ser tratado dentro de una corte formal de leyes”. El oficial Paikar confirmó que el esposo de Nadia de hecho ya tenía cargos en su contra. De acuerdo con familiares y amigos, Anjuman aparentemente era una desgracia para su familia junto con su poesía, que describía la opresión a las mujeres Afganas.

En 2006 se publicó un segundo volumen de su poesía bajo el título Yekn sàbad délhoreh, “Una abundancia de preocupación“. Los poemas de este volumen giran en torno a sus verdaderos sentimientos, expresan emociones sobre su aislamiento y la tristeza de su vida conyugal. 

 Anjuman sintió un profundo compromiso con la poesía, a pesar de los riesgos que siendo mujer le suponía la escritura. Su trabajo es hoy la bandera del movimiento feminista afgano.

” Estoy enjaulada en este rincón
llena de melancolía y pena…
Mis alas están cerradas y no puedo volar…
Soy una mujer afgana y debo aullar.”

Desde que tengo memoria”, escribió, “he amado la poesía, y las cadenas con las que seis años de cautiverio bajo el régimen talibán me ataron los pies me llevaron a entrar vacilante en la arena de la poesía. El estímulo de amigos que pensaban como yo me dio la confianza para seguir este camino, pero incluso ahora, cuando doy el primer paso, la punta de mi pluma tiembla, como lo hago yo, porque no me siento a salvo de tropezar en este camino, cuando el camino por delante es difícil y mis pasos son inestables “. Nadia Anjuman

Enlaces de interés :

http://www.thehypertexts.com/Nadia_Anjuman_Poet_Poetry_Picture_Bio.htm

Hola, 👋
Bienvenid@s a PoetryAlquimia.org. Un espacio donde las voces poéticas del mundo resuenan con fuerza.

Suscríbete a nuestro boletín para recibir las nuevas aportaciones poéticas.

Deja un comentario

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑

Descubre más desde Poiesis/ποίησις

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo