6 Poemas de Elfriede Jelinek

Recuerdos

a través

de los confines del mundo

como cáscaras de huevo

penetran recuerdos

resuena

en mí

las nupcias

del cuervo

otra ronda más

de vino

estoy en las nubes

torres claras

revolotean

siempre

en círculo

recuerdos

los ves

atravesar

todas las paredes

no lo

soporto

tomad

sin miedo

la lavadora

de mis

memorias

penetran

un enorme

mayo negro

se ha vuelto

primaveral

grita vociferando

un diminuto

niño

soy

solamente

cortadas

mis venas

son bellas y bien

rojas

lucen gigantescentes

como escaleras de cuerda

cuesta arriba

atrápame

ya alejada

de ti

recuerdos

Atardecer de otoño

avergonzado escupe un campo

los frutos negros…

todos los cuadros de vírgenes

se arredran

ante mí…

la lámpara del prado ennegrece…

un anciano

con un delicado

palo de escoba de reseda

arranca

un ojo

a la luna…

el otro soy yo

nadie viene a sacarme

de mi cueva amarilla…

desconfiado me besa

un gendarme

en la espalda…

las estrellas se enfrían

como ojos de grasa…

y a todo niño le faltan los pies

para las noches

de las ciruelas maduras…

me yaces en el enebro

como blanca falda…

tus ojos son cornejas

que bizquean

luces de alcoba…

los golpeo uno contra otro

como en ardiente címbalo…

la oscura parturienta

es abotargada tumba

y tulipa

para tus calientes cuencos…

una dama camina con gracia

otoñal

sobre mis cejas

fugaz…

Adventure

soy un campo de húmedo

aliento yazgo entre tallos

y entonces

cacareando revienta en

mí el huevo

ahí salta el primer

varón estirando la

verde manzana de adán

con toda su nuez

¡salta grita el

campo grito! ¡salta!

pues sino…

el varón quería

más ya va detrás

el segundo sus cabellos

verde camuflaje recogidos

en una coleta el primero

mira y se agacha a la de

una

¡Corre! grito

aguantando la risa incontenible

quieto quieto no he hecho nada.

¡salta! varón yo al

segundo el primero invisible

en mi vientre he he…

ya cae el segundo ¡bum!

pienso polluelo

vuela hacia el nido y ya está

dentro con el primero y para colmo mi

huevo recibe otra patada

tan rápido que…

aquí más vale recoger los

pies ¡saltad! grito

y ya me recogí

pero ninguno fue tan…

los cuellos vibraron gomas

elásticas ¡no os rompáis!

yo aún quería más pero

eso fue todo…

empujo contraigo los

músculos de mi vientre dejo

que tiemblen los muslos ¡id

fuera!  grito fuera

venga varones saltad!

con un gran esplendor reposa

en el aire mi huevo

frágil sobre el viento…

nosotros…

tu mancha de nacimiento

me vuelve tan

loca…

apenas puedo

contenerme

ante los

suspiros verdes

de tu seto…

los que hay en ti

se apalabrasta entre mis

dedos de zarzamora…

nunca más

volveré a

agredirte

tú con tu jardín de concha.

Tú con la vieja cabeza de pescado.

al bosque ven

allí hierve el té

tan pronto mi arrullo de pájaro

…naturalmente sólo por detrás…

en tu chimenea de oro

quiere entrar…

para que tengamos luz

si la luna

de tanto azul

se enciende…

lo coso ahora mismo a

mi delantal…

lo guardo en un tubo

bien cerrado de mostaza Mautner…

para que ninguno de tus

infantiles gorros amarillos

entren en mí…

Expectativa

quien en los

puentes

no quede al descubierto

no puede

ser leído…

otra muerte

que lo ha desechado todo

perdona

por error

a la propia muerte

(recorten por favor

y envíen)

se arrastra

tras ella

como masa pegada a las

amas de casa al mediodía…

quieren

sorprender siempre

como niños

ante puertas vacías

o arañas que

encalada lloviznan

desde todas las santas esquinas…

(comprad calidad

por el amor de Dios)

con mi amor

quiero

habitar

en el timbre de la puerta

hasta caer

fuera de mí

como saúco preñado.

(recolecta de cupones)

en torno a mí

se oscurecen

los anuncios luminosos

y el maquillaje…

suplicantes

se elevan mis manos.

Poema de nombre pan

pan

macho cabrío taconeador

en mi jardín

ven

pan

de los árboles ordeña

las peras por

su punta

pan

ven

las peras amarillean enjardinadas

una charlota pura sencillamente bastó

para desprenderlo allí cayó él

pan

algo en mí

se protege como seto

no sé lo que es

ven pan

no creas que yo misma

cerco sólo algo

el cielo sobre nosotros es un círculo del que cortas sectores nos cubrimos con segmentos del círculo

del cielo entre nosotros yo el seto o mejor algo en mí una parte tangentes del circulo llueven sobre

nosotros pan febril respira la primera hoja de mi tallito respira la parte más pequeña en mi…

el cielo es diámetro por el que competimos escalando de ahí que amarilleas y ordeñadas las peras

susurren menudo traqueteo entre pan y yo una parte de mí es una parte del seto

el resto es

escalador

por el diámetro cielo

delante de pan

pan va detrás de mi resto

el cielo será radio él

traqueteo de las peras te delatan

pan

nosotros escalamos radio arriba

el cielo se encoge tras

nuestros pies las peras

rugen clamor de muerte tu pata macho cabrío

hace un hoyo a patadas en mi resto

mi otro seto (la parte) se agacha.

el cielo es un punto arbitrario del perímetro del círculo ciel o el cielo es el fin del radio

cielo mi resto se aferra al punto pan se encoge en mí y damos una patada amarilla la

leche las peras se derrama pan será o río en mí en el punto cielo………

es un clamor de muerte de las peras

es un seto sin resto abajo.

A Rimbaud

rimbaud

tú duermes

en la hendidura

de valles

rígido


rimbaud

rígido

tus peces

al otro lado cruzan

y

se hacen hierba

entre

los labios

y silban


tú duermes

rimbaud

más rígido

se hunden dos

de tus soles

como

sotanas monacales

cerca del

estanque


rígido rimbaud

más rígido

hendido

en valles

de la codorniz

durmiente

en el más duermiente

seto

rígido

O azul

rimbaud

Elfriede Jelinek (Mürzzuschlag, Austria, 20 de octubre de 1946). Novelista, poeta, dramaturga, ensayista, guionista, traductora y activista feminista. Nobel de Literatura 2004.

De padre judío checo y madre de la clase acomodada vienesa, perteneció al partido comunista austriaco de 1974 a 1991, y gran parte de su trabajo se puede inscribir dentro de la crítica social.

En 1960 inicio estudios de música y composición en el Conservatorio de Música de Viena. Tras diplomarse en 1964, realizó cursos de teatro e historia del arte, mientras continuaba con sus estudios musicales.

Sus inicios en la poesía fueron en 1967 con la colección de poemas Lisas Schatten (Las sombras de Lisa).Colaboró con revistas literarias antes de la publicación de su primer libro Wir sind lockvögel baby (Somos reclamos, baby) en 1970. Aclamada y controvertida, las obras de Jelinek se mueven entre la prosa y la poesía, e incluyen descripciones que van desde escenas teatrales a secuencias fílmicas.
Se hizo popular por su novela Las amantes (1975) que conquistó al público de lengua alemana. Otras obras suyas sobresalientes son las novelas, Somos reclamos, baby (1970), Los excluidos (1980), La profesora de piano (1983), que plasmó en el cine el director Michael Haneke en 2001, Deseo (1989) y Una novela de entretenimiento (2000); el libro de poemas, Las sombras de Lisa (1967), las obras teatrales, Lo que ocurrió después de que Nora abandonara a su marido o pilares de las sociedades (1979), Nubes. Hogar (1988), Una pieza deportiva (1998), La Central (2003) y el ensayo Los hijos de los muertos (1995).

En 1998 se le concedió el premio Georg Büchner, la más alta distinción de la lengua alemana. En 2002 recibe el Premio de Teatro de Berlín. Es miembro de la Real Academia de la Lengua Alemana.

En 2004 gana el Premio Nobel  de Literatura , siendo la décima mujer galardonada con dicho premio.

Hola, 👋
Bienvenid@s a PoetryAlquimia.org. Un espacio donde las voces poéticas del mundo resuenan con fuerza.

Suscríbete a nuestro boletín para recibir las nuevas aportaciones poéticas.

Deja un comentario

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑

Descubre más desde Poiesis/ποίησις

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo