5 Poemas de Bernard Binlin Dadié

Te agradezco, Señor

Te agradezco, Señor, que me hayas creado Negro,

que hayas hecho de mí

la suma de todos los dolores,

y puesto sobre mi cabeza el Mundo.

Visto la librea del Centauro

y llevo el Mundo desde la primera aurora.

.

El blanco es un color de circunstancias,

el negro, el color de todos los días,

y llevo el Mundo desde el primer crepúsculo

.

Estoy contento

con la forma de mi cabeza

hecha para llevar el Mundo.

Satisfecho

de la forma de mi nariz

que debe aspirar todo el viento del Mundo,

Feliz

Con la forma de mis piernas

.

Te agradezco, Señor, que me hayas creado Negro,

que hayas hecho de mí, la suma de todos los dolores.

.

Treinta y seis espadas han traspasado mi corazón.

Treinta y seis braseros han quemado mi cuerpo.

Y mi sangre sobre todos los calvarios ha enrojecido la nieve.

Y mi sangre en todos los nacientes ha enrojecido el horizonte.

.

Pero lo mismo estoy

contento con llevar el Mundo,

contento con mis brazos cortos,

con mis brazos largos

con el espesor de mis labios.

.

Te agradezco, Señor, que me hayas creado Negro,

blanco es un color de circunstancias,

el negro, el color de todos los días,

y yo llevo el Mundo desde el alba de los tiempos.

Y mi risa sobre el Mundo, en la noche, crea el Día.

Te agradezco, Señor, que me hayas creado Negro.

¡Seca las lágrimas!

¡Seca, África, las lágrimas!

Vuelven tus hijos,

a través de tormentas y huracanes vienen

        de su infructuoso vagabundear.

Bajo la risa del oleaje y el susurro de la brisa

en el oro del alba,

en el purpura del ocaso,

desde las arrogantes cimas,

desde las llanuras inundadas de sol,

vienen hacia ti,

a través de tormentas y huracanes,

         de su infructuoso vagabundear.

¡Seca, África, las lágrimas!

Nuestras almas han bebido un poco

de todas las fuentes,

          de la amarga fortuna

          y de la gloria.

Nuestras almas abiertas

al resplandor de tu belleza,

a los aromas de tus bosques,

al hechizo de tus aguas,

al azul de tus cielos.

A la caricia de tus rayos,

al sortilegio del verdor en las perlas de rocío.

¡Seca, África, las lágrimas!

Vuelven tus hijos.

En las palmas de sus manos traen un regalo

para el corazón: amor.

Vuelven para vestirte

con ropas de sueños y esperanzas.

Las líneas de nuestras manos

Las líneas de nuestras manos

No son paralelos

De senderos de montaña

Grietas en los troncos de los árboles

Huellas de batallas homéricas.

Las líneas de nuestras manos

No son longitudes

De trincheras

Surcos en llanuras

Rayos en el cabello

Caminos en el monte

No son

Callejones del dolor

Canales de lágrimas

Canales de odio

Cuerdas para colgar / linchar / colgar

Ni porciones

Ni rodajas

Ni partes

       De esto … de eso …

Las líneas de nuestras manos

        No amarillo

        Negro

        blanco

No son fronteras

Pozos / acequias entre nuestros pueblos

Cuerdas para atar paquetes de rencor.

Las líneas de nuestras manos

Son líneas de vida

       Líneas de destino

       Líneas de corazón

       Líneas de amor.

Cadenas blandas

Que nos unen (enlace)

Uno al otro

De los vivos a los muertos.

Las líneas de nuestras manos

        No blanco

        No negro

        Ni amarillo,

Las líneas de nuestras manos

Une los ramos de nuestros sueños.

Tam-tam festivo

Salta,

          Salta,

                   hechicera.

          ¿Escuchas?  Con el estruendo del tam-tam

te llama el viento en derredor.

Cuba,

          joven reina,

                               para ti son

                               todos los compases

                       el ritmo de Salum

                       el ritmo de Baule.

¿Por qué la luna

alumbra con tan viva luz?

                                  Ilumina en derredor

                                                de la violenta danza.

¿Qué es esto, pues?  Una canción

                                 la canción del festivo tam-tam.

Salta,

           Salta,

                       danzarina.

           ¿Escuchas?  Con el estruendo del tam-tam

te llama al viento en derredor.

Manos

Manos libres,

vivas manos

que saben abrazar

y no ahogar,

regalar,

no quitar.

Manos creadas para percutir ritmo,

para limpiar de maldad el mundo.

Manos ramosas,

nudosas,

callosas manos

de picapedrero,

de leñador,

de terraplenero,

de pescador,

de jornalero de plantaciones de café,

de algodón,

y de caña

de azúcar,

demacrados por el trabajo,

templados al viento,

¡quemados como carbón!

Las manos hablan

francamente y hasta el final,

cavan hacia las raíces,

se levantan hacia arriba,

se encuentran,

se tocan,

se estrechan en fraternal apretón.

Los puños, cual brotes desarrollados,

símbolos de la vida, símbolo de la unidad.

La mano del niño,

la palma de la mano del anciano, más pesada por la sabiduría

los dedos de la mujer que irradian compasión…

.

Las manos lavan el cansancio y el polvo,

las manos señalan el camino,

las manos disipan las tinieblas,

las manos ¡son adorno, hombre!

.

Las manos negras

conservan el amor,

adquieren callos,

barren la maldad,

quitan el resabio amargo de los días,

arrancan las máscaras de los falsos dioses.

.

¡Manos, yo les pongo

el brazalete de la alegría y la esperanza!

Manos negras,

¡tomen

el martillo y los clavos!

“¡La caza de las personas está prohibida!”

Manos de mendigos y de oprimidos,

manos, desde el Congo hasta el Misisipi,

en los desfiladeros entre rascacielos,

¡en los caminos que conducen al corazón!

Manos del constructor y del hombre:

en la tierra y en el cielo,

a la luz del día,

bajo las estrellas de la noche,

en los rocíos mañaneros,

en la suavidad de las sombras,

hoy, ayer, mañana,

¡en todo lo que vive y canta

y gira en una danza!

Manos negras,

manos de hermano

he tendido hacia ti

sobre océanos y montañas

para que se fundan

los colores de nuestras manos,

para encontrarse

y saludarte,

¡Amigo!

Bernard Binlin Dadié ( Assinie, Costa de Marfil, 10 de enero de 1916-Abiyan,Costa de Marfil, 9 de marzo de 2019). Novelista ,dramaturgo, poeta, activista y político. Entre muchos otros cargos principales, a partir de 1957, ocupó el cargo de Ministro de Cultura en el gobierno de Costa de Marfil desde 1977 hasta 1986. Es considerado como el padre y el principal representante de la literatura marfileña y uno de los autores africanos y universales fundamentales. Es autor de una obra prolífica que abarca prácticamente todos los géneros literarios, aunque de sus creaciones podrían destacarse las obras de teatro. Sus escritos reciben influencias de su infancia, marcada por el colonialismo, e intentar conectar las historias del folklore africano con el mundo contemporáneo.

Su primera obra publicada fue una colección de poemas, Afrique debout (1950; “Africa Upright”), seguida de dos volúmenes de cuentos, Légendes africaines (1954; “African Legends”) y Le Pague noir (1955; The Black Cloth ). La novela autobiográfica Climbié (1956) recrea el medio social de la Côte d’Ivoire colonial. Un Nègre à Paris(1959), su examen de la sociedad parisina, se presenta en forma epistolar. El amor de Dadié por las tradiciones orales de África lo llevó a recopilar y publicar varios volúmenes más de leyendas , fábulas, cuentos populares y proverbios, que en su opinión constituían la columna vertebral moral de la sociedad africana. Dos novelas posteriores, Patron de New York (1964) y La Ville où nul ne meurt (1968; La ciudad donde nadie muere ), satirizan la vida y la sociedad estadounidense y romana. Entre 1967 y 1970 publicó otra colección de versos y varias obras de teatro, entre ellas Monsieur Thôgô-gnini (1970). Sus obras Monsieur Thogo-GniniBéatrice du Congo, Les Voix dans le vent y Iles de tempête, se representaron en diversos festivales importantes (París, Argel, Avignon…). Obras posteriores incluyeron la novela Commandant Taurcault et ses nègres(1980; “El comandante Taurcault y sus negros”) y Les Contes de Koutou-As-Samala (1982; “Las historias de Koutou-As-Samala”), un libro de cuentos.

En 2015 fué ganador del Premio UNESCO-UNAM/Jaime Torres Bodet en ciencias sociales, humanidades y arte.

Hola, 👋
Bienvenid@s a PoetryAlquimia.org. Un espacio donde las voces poéticas del mundo resuenan con fuerza.

Suscríbete a nuestro boletín para recibir las nuevas aportaciones poéticas.

Deja un comentario

Proudly powered by WordPress | Theme: Baskerville 2 by Anders Noren.

Up ↑

Descubre más desde Poiesis/ποίησις

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo